salygrasas

Reducir las grasas y la sal. Así de concienciados están la mayoría de los españoles, según concluye un estudio realizado por El Pozo Alimentación y la agencia SPRIM, en el que el 94,8 % de los españoles destaca la importancia de controlar el consumo de grasas y el 73,8 % el de sal. Entre los encuestados, mil personas de toda España de 25 a 65 años, casi ocho de cada diez aseguran también que compran productos ‘bajos en grasa’ o ‘sin grasa’ aunque el 57 % reconoce que no compra estas versiones alimenticias.

No obstante, el 34,2 % de los encuestados dice que intenta llevar una vida saludable pero admite que no siempre lo consigue, con un 27,2 % que querría  cuidarse más: comer mejor y hacer más ejercicio; un 21,3 % que se cuida y un 3,9 % que dice comer sin pensar si es saludable o no. En todo caso, el 85,8 % de los encuestados afirma leer el etiquetado nutricional, aunque la gran mayoría (64,9 %) declara que sólo lo lee a veces frente al 20,9 % que lo mira siempre, mientras que el 14,2 % de la población admite que jamás lo mira.

«Es importante que el consumidor se tome unos segundos en mirar el etiquetado nutricional, ya que este le ofrecerá toda la información necesaria para determinar si ese producto se adapta a sus requerimientos y es recomendable para su dieta, más en el caso de pacientes en tratamiento y con una dieta restrictiva en grasas y sal», aconsejó el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), José Luis Llisterri.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.