Ferrán Adrià, en la cocina de El Bulli. / Sifu Renka

El chef Ferrán Adrià y su socio Juli Soler irán a juicio los próximos 29, 30 y 31 de octubre acusados de haber engañado a Miquel Horta Almaraz para comprarle su parte del restaurante El Bulli en 2005 a un precio muy por debajo del real.

Los hijos del mecenas Miquel Horta, Jofre y Sergi Horta, demandaron en junio de 2008 al popular cocinero y su socio al entender que engañaron a su padre al comprar sus acciones a un precio extremadamente bajo. Asimismo, consideran que ambos se aprovecharon de la enfermedad mental que sufría su padre en el momento de adquirir sus participaciones.

Miquel Horta poseía el 20% del negocio desde 1994, cuando se amplió la cocina del restaurante de Roses (Girona), según informa la Cadena Ser.  El escrito de demanda solicita al Juzgado de Primera Instancia número 2 de Barcelona que declare nula tal compraventa de acciones.

Los demandantes también entienden que Adrià y su socio ocultaron a su padre los beneficios que obtuvieron y las actividades paralelas que llevaron a cabo hasta 2005 con el objeto de no pagarle la parte proporcional que le correspondía.

Comentarios

  1. La gente que conoce a Miquel Horta sabe que es una gran persona,culta y generosa. Tuve la suerte de ir con Miquel al taller del Bulli muy cerca de las ramblas.Conocí personalmente a Ferran Adria, al que considero un genio.No se lo que dirá un juez, pero pregunten a todos los chefs de primer nivel de este país,porque nunca se ha mencionado en los numerosos documentales del súper Bulli, la generosa aportación y efectiva labor comercial que hizo Miquel Horta en los inicios de este meritorio proyecto llamado el Bulli! Que opinan Arzak,Arola,Aduriz y todos los que trabajaron en el Bulli que conocían al bueno de Miquel Horta? Por algo será?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.