Bodegas Rosell

Lanzados al buen tiempo y si vives o visitas Madrid, es imprescindible ir de aperitivo por el centro de esta ciudad. AG propone diez sitios. Juzgad y opinad.

1. Cervecería El Aperitivo C/Torrecilla del Leal esquina C/Tres Peces. Un matrimonio asturiano regenta este bar de barra infinita en el corazón de Lavapiés. La mano cocinera de Ofelia y el pulso de Sergio tirando cañas no fallan nunca. Los aperitivos –bollo preñado, callos o alitas de pollo– son de diez. Y sobre todo, son caseros y gratis. Por algo se llama El Aperitivo esta pulcra y austera casa que, salvo por la pantalla plana, bien podría ambientar un episodio de un revival de los 80.

2. Bodegas Rosell. C/General Lacy 14. Rosell es un espectáculo desde su puerta, con sus azulejos casi centenarios pintados por Alfonso Romero. A dos pasos de la estación de Atocha,  este antiguo despacho familiar de vino a granel ha sabido reorientarse en bulliciosa taberna.  Ricas raciones caseras –croquetas, bacalao, salmorejo…- a precios asequibles y una estupenda carta de vinos son las señas de identidad de este local que mima el excepcional sumiller Manuel Rosell, sobrio y respetuoso del buen servicio al cliente.

3. Taberna La Mina. C/Ave María 28: Es un bar estrecho con dos o tres mesas al fondo en los que la gente bebe de pie y deja caer las servilletas. Pero La Mina ocupa un lugar destacado en nuestra lista por dos cosas: su camarero,  Rafa, un veterano con cuerpo de pitillo que se desliza por las mesas de Ave María los días de sol; y las gambas. Porque si uno quiere tomarse media docena de gambas a la plancha de calidad a un precio más que razonable en el centro de Madrid esta taberna es, sin duda, la mejor opción.

4. Casa Lastra. C/Olivar 3.  No hablaremos de las bondades de esta Casa como restaurante asturiano porque no toca. Pero si una mañana de domingo amanecemos con hambre de cabrales batido acompañado de rica caña o culín de sidra,  Casa Lastra es nuestro sitio.

5. La Mancha en Madrid. C/Miguel Servet 13: Si eres de treinta y.. o cuarenta y.. o cincuenta y…Si tienes ese aire de moderno-pero-no-pijo-bebe-cervezas, si además te acompaña un carrito de bebé pero te gusta el rock and roll y tomar un mínimo de dos cañas bien tiradas antes de la comida del domingo, La Mancha en Madrid es un buen lugar para ir de aperitivo. Eso sí, es necesario situarse cerca de la barra, porque los platos de embutido y queso con los que los dueños invitan a los clientes vuelan. ¡Ojo! No se pueden quitar del mostrador.

6. Casa Labra. C/Tetuán: Quizá la gran superficie comercial que la acorrala la haya hecho perder  parte de su encanto. Quizás las tajadas de bacalao sean más pequeñas.  Pero a sus 152 años, Casa Labra sigue como una chavala madrileña. No es que en ella se sigan fundando partidos con más de un siglo de historia, pero da perfectamente para tertulia matutina con bacalao rebozado, croquetas y pincho de bonito.

7. Casa Paco. Puerta Cerrada 11. Para tomar el aperitivo en esta acogedora plaza la opción es fácil: roquefort, manchego o chicharrones. Todo aderezado de un buen servicio en esta casa verdirroja por la que en sus más de ochenta  años de historia pasaron genios del celuloide como Marcelo Mastroianni, Charlton Heston u Orson Welles. ¡Y no os perdáis la imponente barra de madera de nogal!

8. Las Bravas. C/Álvarez Gato 3.  Aunque sólo fuera por ver los espejos cóncavos en los que se reflejaban héroes clásicos como Max Estrella y Don Latino en Luces de Bohemia –los auténticos están dentro del local-, las Bravas merece una visita. La salsa brava se sirve con patatas, con tortilla, con pulpo, con pinchos morunos…Siempre bulliciosa, esta casa tiene otras dos sucursales a menos de cien metros: en Pasaje Matheu 5 y en Espoz y Mina 13, favorita de esta cronista.

9. El  Biombo. Plaza El Biombo s/n. Ino, un profesional de la hostelería, se ha lanzado a las tapas gratis con consumición en este agradable bar cercano a la calle Mayor. Hamburguesa casera de ternera, albóndigas, chorizo criollo, migas manchegas, sobrasada con queso tierno o chipirón a la plancha con alioli son algunas de las opciones con las que acompañar una caña, un vino o un refresco.

10. El Ñeru. C/Bordadores 5. Tampoco es esta la lista para hablar de El Ñeru como restaurante, pero para tomar el aperitivo, si pillas hueco, podrás elegir entre chorizo, cabrales o tortilla con la consumición. Que serán servidos en tiempo y forma por unos estupendos profesionales de la barra. Y si dejas propina, te tocarán el cencerro.

 

Comentarios

  1. Descubriendo esta fantástica web, sólo entran ganas de entregarse a los placeres del mitológico Baco y disfrutar de esta ruta gastronómica. Habrá que probar alguno que desconocía y repetir con «tino» otros ya saboreados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.