La Federación Española de Hostelería (FEHR) ha emitido un comunicado de  S.O.S. para evitar una subida del IVA que consideran que sería «devastadora» para el sector porque implicaría pérdida de empleos y cierre de empresas, y además, a corto plazo, un estancamiento de los ingresos fiscales.

En su nota, la FEHR señala que «de ser ciertos los rumores sobre una reasignación de tipos de IVA por parte del Gobierno y la posible entrada en vigor en lo que se refiere a la actividad de hostelería y turismo, con un incremento de 10 puntos, pasando del actual tipo reducido del 8%, al tipo general del 18%, estaríamos ante una grave situación de destrucción de empleo en el sector, cierre de empresas y caída de la facturación que en realidad se traduciría en un estancamiento de los ingresos fiscales a corto plazo».

Añaden que «la amenaza de la subida del IVA tendría un impacto adicional negativo en la ya muy precaria actividad del sector, que acumula pérdidas en los restaurantes y bares cercanas a un 20 por ciento desde que se inició la crisis en 2008″.

Los hosteleros insisten en que «un incremento del tipo de IVA tendría un efecto devastador sobre uno de los pocos sectores que puede ofrecer resultados positivos, el turismo, que fue capaz de generar en 2011 un saldo neto en balanza de pagos de 30.604 millones de euros, con más de 370.000 empresas y sosteniendo 1.400.000 empleos directos. ¿Hay algún otro sector que pueda demostrar una capacidad de locomotora económica?, ¿Se merece un jarro de agua fría en esta coyuntura y cuando nos acercamos a los seis millones de parados?»

Para este sector, «en un momento de profunda crisis, como el actual, el incremento del IVA resultará gravemente perjudicial para las empresas, tanto si asumen ellas mismas el incremento, porque empeorará aún más sus cuentas de explotación, como si lo repercuten en el precio, porque provocará una mayor caída de la demanda, lo que redundará de forma negativa en las ventas y en el empleo. En breve seremos capaces de cuantificar los perjuicios, medidos en términos de caída de facturación, pérdida de empleo, cierre de empresas y pérdida de posición competitiva de España como destino turístico europeo».

La Federación Española de Hostelería ha encargado un estudio sobre el impacto de la subida del IVA al departamento de economía del sector turístico de la Universidad de Nebrija. Además, ha trasladado la preocupación por escrito a los Ministerios de Economía y Competitividad, Hacienda, e Industria, Turismo y Comercio.

También ha solicitado a las Asociaciones territoriales que expresen su preocupación a los consejeros de Economía y Turismo, así como al resto de sus representantes institucionales, en el ámbito autonómico. Y piden «a las instituciones creatividad para aplicar los incrementos fiscales sobre elementos menos sociales, contaminantes o gravemente desequilibradores de nuestra balanza comercial y no hacer tributario de los ajustes del sistema financiero a sectores como la hostelería y el turismo».

Indican que en la Restauración Social o de Colectividades (colegios, hospitales, clínicas, residencias de la tercera edad, prisiones, ejército, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, fábricas, comedores de empresa, etc), la externalización del servicio de comedor se realiza siempre mediante la firma de un contrato, ya sea público o privado.

En los contratos privados, argumentan, se pactan unas condiciones económicas, además de las condiciones de calidad y gestión del servicio. Dichas condiciones económicas están cerradas durante el tiempo de duración del contrato (varía la duración : un mínimo de 1 o 2 años) y una subida de IVA podría ocasionar graves pérdidas económicas en nuestro subsector, ya que los clientes no están dispuestos a pagar más por un servicio ya contratado con anterioridad a la subida del IVA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.