Foie MI-CUIT a las especias con almendras y puré de manzana / JC Morales
Foie MI-CUIT a las especias con almendras y puré de manzana / JC Morales

 

La gastronomía española vive momentos de esplendor y de reconocimiento mundial, con numerosos chefs que se han ganado un merecido prestigio fundamentalmente a través de la denominada cocina de vanguardia. Pero no todos los cocineros apuestan por experimentar en sus fogones, y pueden llegar al éxito, pese a la crisis económica, mediante una fórmula mucho más sencilla, consistente en unir la cocina tradicional con productos de calidad.

Es el caso del chef Pedro Muñagorri, nacido en Madrid pero con ascendencia donostiarra, y que se ha formado fundamentalmente en el País Vasco (desde la Escuela de Cocina de San Sebastián hasta restaurantes como La Casa Nicolasa de San Sebastián o Zeria de Fuenterrabía).

El chef Pedro Muñagorri, en la barra de su gastrobar / JC Morales
El chef Pedro Muñagorri, en la barra de su gastrobar / JC Morales

En 2008, Pedro abrió el restaurante Muñagorri en la localidad madrileña de Las Rozas, y hace un año se trasladó a la capital (calle Padilla, 56) en pleno corazón del barrio de Salamanca.

El nuevo restaurante Muñagorri ofrece dos espacios diferenciados y muy acogedores. En primer lugar, un gastrobar, con mucha luz natural y una gran barra, ideal para reuniones de amigos o familiares, en la que puedes degustar desde platos del día hasta raciones y pintxos fríos y calientes elaborados por el chef.

El salón del restaurante, para disfrutar tranquilamente de la comida / JC Morales
El salón del restaurante, para disfrutar tranquilamente de la comida / JC Morales

Para quienes prefieren disfrutar de la comida de una manera más tranquila o reservada, el restaurante dispone de un salón comedor de ladrillo, madera y barro, donde Pedro Muñagorri ofrece productos de temporada y de calidad, sin filigranas pero con sabores auténticos.

Aunque no dispone de ningún plato estrella, los clientes de Muñagorri van decantándose por algunos productos que acabarán convirtiéndose en especialidades del chef, como las croquetas de jamón ibérico, la cecina de vaca Morucha con aceite de ajo y pimienta negra, las anchoas en salazón con aceita de Arbequina y un delicioso foie con almendras y puré de manzana.

Morcilla de Beasaín, sobre base de puerros / JC Morales
Morcilla de Beasaín, sobre base de puerros / JC Morales

La morcilla de Beasaín (muy suave) o la tartaleta de txangurro al horno dejan claro el conocimiento que Pedro Muñagorri tiene de los productos de su tierra.

La carta también presenta productos del mar y del campo, como chipirones a la sartén rellenos y encebollados, bacalao confitado con Piperrada, carrillera de ternera al vino tinto con puré de patata, pichón Bresse asado y lomo de ciervo en escabeche de verduras.

Platos para todos los gustos, con productos de calidad, que se pueden regar con distintos vinos, ya que la carta cuenta con caldos de hasta doce denominaciones de origen diferentes: Rioja, Ribera del Duero, Priorato, Toro, Tierra de Castilla, Madrid, Bierzo, Tierra de Cádiz, Rueda, Rías Baixas, Navarra y Txacoli de Guetaria, además de otro apartado de espumosos.

Muñagorri cuenta con una variada bodega con vinos de 12 D.O. diferentes / JC Morales
Muñagorri cuenta con una variada bodega con vinos de 12 D.O. diferentes / JC Morales

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.