Si estás harto de salir a cenar y que tu acompañante haga más caso al móvil que a ti, Eva Restaurant tiene la solución. Este establecimiento de Los Ángeles, California (Estados Unidos) ofrece un 5% de descuento en la cuenta de aquellos comensales que dejen su móvil en el ropero.

El objetivo de este restaurante estadounidense es fomentar un uso más cívico de las nuevas tecnologías cuando estamos en la mesa, ofrecer un valor añadido a los clientes y, de paso, ganar cierta notoriedad gracias a la originalidad de su idea. Eva Restaurant quiere que no haya ni un solo cliente usando su dispositivo durante la comida o la cena.

El  dueño y chef del restaurante, Mark Gold, ha querido dejar al margen el valor de la medida como estrategia de marketing y centrarse en lo que supuestamente pretenden conseguuir: devolver al propio acto de comer su naturaleza más social, sin perder el contacto humano.

«Esto va de dos personas que se sientan juntas y simplemente conectan, sin la distracción de un teléfono», explicó Gold a la radio local 89.3KPCC. El dueño de Eva Restaurant aseguró que la finalidad es también crear un ambiente en el que «entres y de verdad disfrutes la experiencia, la comida y la compañía».

Eva, la mujer de Mark Gold y responsable del nombre que lleva el local, señaló que la estrategia ha sido un éxito, puesto que casi la mitad de los clientes se han apuntado a este descuento, sin que prescindir del móvil durante la comida les haya hecho sentir peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.