Será el próximo 8 de mayo cuando se desarrollen las sesiones de cata de la XI edición de los Premios Internacionales Vino y Mujer en las instalaciones de la Escuela Española de Cata de Madrid con el patrocinio oficial de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). El concurso es el único del mundo que reconoce el papel de la mujer en el sector del vino.

Según señalan los organizadores en un comunicado, el papel de la mujer es cada vez más importante en el sector vinícola en general y en la toma de decisiones a la hora de comprar el vino en particular. Los Premios Vino y Mujer buscan tanto resaltar este hecho como romper con falsos mitos muy arraigados en la cultura popular.

Así, los organizadores señalan que está ampliamente extendida en el sector la creencia de que las mujeres optan por consumir vinos blancos y rosados, preferentemente dulces y de baja graduación. Sin embargo, en base a los resultados de ediciones anteriores de este Concurso, se puede concluir que esta afirmación no puede ser más desacertada. “A la mujer le gusta el vino, disfruta y aprecia por igual cualquier variedad, sabe lo que quiere encontrar en el producto y busca la mejor calidad”, apuntan.

El jurado estará integrado únicamente por mujeres, todas ellas profesionales del sector del vino y expertas en análisis sensorial, incluyendo comercializadoras, enólogas, sumilleres, prescriptoras y periodistas especializadas.

Como en su anterior edición, los XI Premios Vino y Mujer contarán con dos categorías de concurso: una de ámbito general, en la que podrá tomar parte cualquier bodega del mundo que quiera conocer la opinión del público femenino acerca de sus vinos, y una de ámbito especial que concederá distinciones extraordinarias a los mejores vinos de aquellas bodegas en las que la mujer juegue un papel crucial en la elaboración y comercialización.

En este último caso, las bodegas deberán acreditar que cuentan con al menos un 50% de participación femenina en las áreas de responsabilidad de producción y distribución. Estos premios especiales buscan incentivar y premiar la participación de la mujer en el proceso vinícola, un sector en el que hasta hace no mucho se encontraban en clara minoría pero en el que, poco a poco, se va tendiendo hacia la paridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.