Archivo Tag | "gastronomía"

Tags: , ,

1.500 empresas gastronómicas se dan cita en el Salón de Gourmets

Publicado el 31 Marzo 2016 Por AG

El jamón ibérico, uno de los grandes protagonistas del Salón de Gourmets / Foto: Juan Carlos Morales

El jamón, siempre protagionista en el Salón de Gourmets / Foto: Juan Carlos Morales

Ya está en marcha la 30º edición del Salón de Gourmets, que en esta ocasión reúne a entre 1.400 y 1.500 empresas expositoras que presentarán estos días en Madrid cerca de 35.000 productos gastronómicos, de los cuales más de 1.000 son novedades, según datos de la organización, que espera a más de 80.000 visitantes, de los que 10.000 proceden de otros países.

A esta cita acuden también algunos de los más prestigiosos cocineros españoles, ya que en esta ocasión, además, se celebra en el marco de la feria el 40º Aniversario de la Revista Club de Gourmets. Así, este lunes tuvo lugar un debate sobre el presente y futuro de la gastronomía española en el que participaron algunos de los principales nombres de los fogones españoles.

En cuanto a las actividades, tras unos años de ausencia vuelve a celebrarse en el Salón de Gourmets el Campeonato de España de Sumilleres, en el que participarán 50 especialistas. También tendrá lugar en el marco del Salón el GourmeTapa, (Campeonato de España de Tapas para Gourmets), el Campeonato de España de Tiraje de Cerveza, el espacio Cocinas del Mundo, el Concurso de Cortadores de Jamón, Campeonato de España de Abridores de Ostras, el Concurso de Cócteles o el Tradicional Túnel del Vino.

Comentarios (0)

Tags: ,

El Salón de Gourmets 2015 confirma la recuperación del sector

Publicado el 01 Mayo 2015 Por AG

Imagen del Salón de Gourmets de 2015

Imagen del Salón de Gourmets de 2015

Un total de 84.117 profesionales del sector agroalimentario y gastronómico han participado este año en la XXIX edicióndel Salón de Gourmets, que cerró sus puertas de sus 22.000 metros cuadrados de exposición el pasado 16 de abril tras haber albergado a 1.422 expositores (un 22% más que el año anterior), según datos de la organización de esta Feria Internacional de Alimentos y Bebidas de Calidad.

Estos datos, junto con el hecho de que se hayan presentado 1.100 novedades, ponen de relieve según los responsables de esta iniciativa que “sin duda este ha sido el año de la recuperación y el esplendor gastronómico”. El evento contó el apoyo de 200 autoridades y la cobertura de 1.486 periodistas acreditados.

“El esfuerzo por internacionalizar la feria también ha tenido sus frutos –señalan los organizadores–, ya que ha habido un 50% más de exposición extranjera y productos procedentes de todo el mundo. Además, en el Business Center , el espacio creado para que los expositores puedan acceder a nuevos mercados, han participado 84 compradores extranjeros de 22 países, de los cuales el 51% visitaba por vez primera el SG, donde se han mantenido 1.700 reuniones”.

Comentarios (0)

Tags: , , ,

Los programas de cocina más célebres de la televisión española

Publicado el 06 Octubre 2013 Por Marta Hualde

Lejos quedan ya los looks ochenteros con los que Elena Santonja conducía Con las manos en la masa y la letra de la sintonía de su cabecera que situaba a la mujer en la cocina y al hombre volviendo del trabajo a casa para comer un guiso preparado por ella, pero este espacio de cocina que emitió TVE, junto a otros sobre gastronomía y recetas que se pudieron ver a partir de 1958 en la televisión en España, marcó un hito en la parrilla televisiva y puede considerarse el padre de los exitosos programas culinarios que se emiten ahora en las distintas cadenas.

 

1340367647798

Entre 1968 y 1969, se emitió una especie de informativo gastronómico antes del ‘Telediario’.

Masterchef (cuya final siguieron 5,5 millones de personas) en La 1 de TVE o el recién estrenado Top Chef (con más de tres millones de espectadores en su primer día de emisión) en Antena 3 distan en algunas cosas, como en su formato de concurso, la presencia de grandes estrellas de la cocina como jurado y guías de los programas o todo el merchandising que mueven a su alrededor, con libros de cocina etcétera, de los anteriores espacios sobre cocina y gastronomía emitidos en España desde hace 55 años, pero todos tienen un hilo común: el arte culinario.

Por ello, Actualidad Gastronómica hace un repaso por esos espacios que fueron el preludio de los ahora tan de moda concursos de cocina. Aunque el más recordado es el de recetas de cocina en directo Con las manos en la masa (1984 y 1991), con esa pegadiza canción (“Siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocina…”), compuesta y escrita por el dúo Vainica Doble e interpretada por Gloria Van Aerssen y Joaquín Sabina, y las innovadoras entrevistas de su presentadora a personajes famosos (Alaska, Gonzalo Torrente Ballester, Carlos Berlanga, Pedro Almodóvar o Fernando Fernán-Gómez, entre otros) a lo largo de los 355 programas mientras cocinaban uno o dos platos, le precedieron otros que, por pioneros, merecen una mención.

La serie A mesa y mantel, que TVE emitió en 1958 y que presentaba Domingo Almendros, era un espacio de recetas de cocina dentro de un bloque cultural de mediodía en el que se incluían clases de idiomas y crítica cinematográfica. Casi diez años después, en 1967, se introdujo en la parrilla Vamos a la mesa, con Maruja Callaved como presentadora de un espacio que ofrecía TVE antes del Telediario y que consistía más en una especie de informativo gastronómico de diez minutos o programa de orientación sobre consumo y economía doméstica y nociones de cocina.

Le siguió Gastronomía, en 1970, al que también hay que nombrar por el recorrido que hizo por los platos de toda la geografía española, hasta recalar en Con las manos en la masa, que dio paso en 1991 a La cocina de Elena, también presentado por Santonja, con un aire más cómico y en el que se dedicó cada programa a un producto. Elena Santonja comentaba los platos junto a su asistenta Benita, a la que dio vida la actriz María Elena Flores, y a quienes nutría con los productos para las recetas el empleado de confianza del ultramarinos Benito, interpretado por Antonio Ross, además de que cada cierto tiempo llegaba un amigo a visitarles y hacer una receta.

conlasmanosenlamasa

El cantante canario Caco Senante cocina en ‘Con las manos en la masa’.

Entre medias, de 1986 a 1987, María José Sarsa, Emilio Linder y Elena Santonja presentaron La cesta de la compra, con breves reportajes sobre temas de interés, como los mecanismos de defensa del consumidor, las organizaciones de consumidores, la elaboración y producción industrial de alimentos o el uso y adecuado mantenimiento de los electrodomésticos. En la segunda parte del programa, se ofrecía una receta, habitualmente elaborada por Elena Santonja.

En ese momento de auge gastronómico y culinario en la televisión, otro espacio que marcó tendencia en la parrilla fue El menú de cada día (entre 1992 y 1993), que se emitía dentro del programa El show de la primera, con un joven Karlos Arguiñano que cocinaba en el estudio un menú diario y que pronto enganchó a los telespectadores con su frase “rico, rico”, sus adornos de perejil y sus chistes.

ARGUIÑANO INUNDA LA PARRILLA DE PEREJIL

A partir de entonces, el chef vasco se convirtió en la estrella de este género de programas con El sábado cocino yo (1993), dedicado a las personas que no saben cocinar y comen fuera de casa y en el que cada semana, una persona inexperta, con ayuda de Arguiñano, cocina dos platos, y El menú de Karlos Arguiñano (de 1993 a 1995), una continuación de El menú de cada día, en el que diariamente el cocinero realizaba dos recetas y ofrecía diversos consejos culinarios en un plató interior en invierno y en uno exterior en verano, con la playa de Zarautz al fondo, donde Arguiñano tiene su restaurante.

Arguiñano siguió dominando los fogones televisivos con El sábado con fundamento (de 1994 a 1995), guisando recetas de un menú completo de dos platos y postre, ofreciendo consejos culinarios y un breve reportaje sobre un producto gastronómico típicamente español. A este espacio, siguió desde 1995 a 2004 La cocina de Karlos Arguiñano, que se emitía de lunes a viernes para enseñar, con sus particulares explicaciones con chistes intercalados y disfraces varios, la elaboración de distintos platos, además de incluir temas de nutrición, trucos del hogar e información sobre la producción de alimentos o la repostería.

Tal fue el éxito y dominio del cocinero y empresario vasco que las cadenas empezaron a rifárselo. Así, Arguiñano dejó TVE y se pasó a Telecinco en 2004, en un programa similar a los de la televisión pública, llamado Karlos Arguiñano en tu cocina, al que acudía cada viernes como invitado el prestigioso Juan María Arzak para dar algún truco, consejo o receta rápida que hacía el propio Arguiñano siguiendo las explicaciones de su colega. En 2010, dio el salto a Antena 3, llevándose incluso el título del programa.

arguinado

Un joven Arguiñano se cuela en los hogares españoles a través de ‘El menú de cada día’.

A pedir de boca (de 1998 a 2004) fue una serie documental de TVE que pretendía difundir todo lo referente a los alimentos españoles con denominación de origen, por lo que en cada programa se hablaba de un alimento típico español desde el punto de vista cultural, folclórico, social, laboral y gastronómico. Como una especie de antecesor de Un país para comérselo, incluía declaraciones de expertos y gastrónomos, así como la opinión de cocineros y restauradores de prestigio sobre los distintos productos.

En 2003, TVE emitió La vida sobre la mesa, una serie documental sobre la historia de la alimentación humana desde la obtención del alimento primario hasta las diferentes maneras de cocinarlos y toda la cultura que surge en torno a la comida, desde la prehistoria hasta finales del siglo XV. Tras el éxito de Arguiñano, el siguiente espacio también lo condujo un chef, en este caso, conocido más allá de nuestras fronteras, concretamente en Estados Unidos, donde vive y trabaja, y que cuenta con numerosas condecoraciones: José Andrés.

Fue entre 2005 y 2007 cuando en Vamos a cocinar con José Andrés, el cocinero asturiano preparó recetas tradicionales españolas e internacionales, además de sus famosas tapas, con el objetivo de difundir la cocina sana. En este espacio, José Andrés compartía algunos de sus trucos con los telespectadores y ofrecía consejos para sacar más partido a los ingredientes que utiliza en los menús. En cada emisión, el chef contaba con la ayuda de algún personaje popular que compartía con él los fogones de su casa, además de acudir al mercado cada día a investigar y comprar los ingredientes que iba a utilizar en sus recetas.

Entre este repaso por los espacios gastronómicos y culinarios televisivos, no podía faltar uno dedicado a uno de los chefs españoles más internacionales, más galardonados y más admirados, Ferrán Adrià y su aclamado restaurante en Rosas (Gerona), cuya historia se narró en El Bulli, historia de un sueño, serie que TVE emitió en 2009. Este programa repasó los negocios relacionados con la cocina, la investigación y la gastronomía asociados a este exitoso establecimiento, así como sus orígenes en 1963 y su evolución hasta 2009, dos años antes de su cierre, todo ello, decorado con testimonios de numerosas personas, entre ellas los principales implicados: Ferran y Albert Adrià, Juli Soler y los principales responsables de sala.

Además de cocineros, España puede enorgullecerse de sus exquisitos productos autóctonos, que se exhibieron en Un país para comérselo (de 2010 a 2012), en el que los actores Juan Echanove e Imanol Arias viajaban por la geografía española degustando su gastronomía, mostrando lugares y costumbres representativas de cada zona, conversando sobre las bondades culinarias de cada región. El objetivo era entender España a través de los productos naturales de cada región, como explican desde TVE. La tercera temporada de este espacio se estrenó el pasado septiembre con Ana Duato como maestra de ceremonias.

El pasado año recaló en la parrilla de La 1 de TVE el espacio Saber cocinar, dentro del programa La mañana de La 1, en el que el cocinero Sergio Fernández, junto a la presentadora del magacín matinal, Mariló Montero, la nutricionista Ana Bellón y “ciudadano García”, que recibía las dudas de los espectadores, elaboran una receta, explicando sus ingredientes y cómo ejecutarla, al tiempo que responden a preguntas nutricionales y culinarias.

A raíz del éxito que tuvo ese hueco diario de recetas de cocina que se coló en el programa matinal diario de La 1, también en 2012 nació Cocina con Sergio, en el que los sábados a las dos de la tarde, el mismo cocinero, acompañado de la periodista María José Molina enseña a cocinar distintos platos, desvela trucos y consejos culinarios, responde a dudas de los telespectadores y da a conocer instrumentos novedosos que se pueden usar en la cocina. Este programa incluye un reportaje explicativo sobre el alimento protagonista del plato.

Y, tras este repaso de 55 años de contenidos culinarios en la televisión en España, aterrizó en la parrilla este mismo año Masterchef, un talent-show o un concurso de demostración del talento de sus participantes presentado por Eva González, en el que 15 aficionados de la cocina tuvieron que superar distintas pruebas individuales y colectivas para intentar erigirse con el premio al mejor cocinero amateur de España, que consistió en 100.000 euros y la publicación de un libro con sus recetas. Para ello, tenían que emocionar con sus recetas a un jurado formado por los chefs Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y la propietaria de un servicio de catering Samantha Vallejo Nájera. A lo largo del programa, los mejores chefs españoles impartieron masterclass a los concursantes.

LAS PRIVADAS TAMBIÉN ENCIENDEN EL HORNO

Pero estos espacios no han sido exclusivos de la televisión pública nacional, sino que las cadenas privadas y sus canales temáticos, así como las televisiones autonómicas, aunque con menos trayectoria en este aspecto por ser más jóvenes, también han sabido oler el éxito que desprendían este tipo de programas. Por ejemplo, Cuatro emitió Todos contra el chef (2005/2006), una mezcla entre concurso y programa de recetas, en el que el chef madrileño Darío Barrio se batía con un aficionado a la cocina para ver quién hacía el mejor plato de una receta propuesta por el concursante y, aunque generalmente ganaba el cocinero profesional, resultaba divertido ver qué cara ponía cuando el plato que más gustaba era el del cocinero amateur.

Telecinco se animó en 2006 con un formato más en la línea de la cadena, en el que se mezclaban reality show y famoseo, y que logró una audiencia en torno a los tres millones de espectadores. En Esta cocina es un infierno, los doce concursantes, todos ellos famosos, conviven en una casa mientras los chefs Sergi Arola y Mario Sandoval les enseñan a preparar un menú que deberán hacer en director el día de la gala. Presentado por Carolina Ferre, el concurso lo ganó Bárbara Rey, a pesar de sus tiranteces con Sergi Arola.

estacocinaesuninfierno

El cartel con los concursantes y maestros de ‘Esta cocina es un infierno’, que emitió Telecinco.

El presentador de informativos en Telecinco José Ribagorda, un apasionado de la cocina, se encargó desde 2012 de conducir Cocineros sin estrella, un espacio de 15 episodios con el fin de  reivindicar la cocina más tradicional y menos mediática, así como dar voz a cocineros que hasta ahora no la han tenido y reconocer su talento y su trabajo. Como explicó el propio Ribagorda a Actualidad Gastronómica con motivo del lanzamiento de este programa, se dan a conocer cocinas, platos, cocineros que han sabido mantener la herencia y la tradición de una gastronomía que ha pasado de padres a hijos, al querer ser “un homenaje a la cocina que prima el producto y al trabajo bien hecho”.

La hermana de Karlos Arguiñano, Eva, especialista en repostería y que ya había hecho apariciones demostrando su arte en los distintos programas de su hermano, se ha hecho con uno propio, Hoy cocinas tú, en LaSexta2, un formato que también tienen otras cadenas con otros cocineros, sobre todo las autonómicas, pero también las temáticas. En este espacio, Eva Arguiñano enseña a cocinar, generalmente un plato y un postre, a un concursante, que luego deberá poner en práctica todo lo aprendido para que lo degusten su familia y amigos, emitiendo tanto cómo lo realiza en su casa como las opiniones de sus “críticos gastronómicos”.

La Sexta también ha hecho un hueco en su parrilla a otros espacios de cocina al emitir Pesadilla en la cocina, una versión española del reality show estadounidense Hell’s Kitchen. En la edición de España, el cocinero madrileño Alberto Chicote no se acobarda a la hora de poner firmes a los propietarios, cocineros y camareros de los restaurantes que visita por la geografía española para intentar salvarlos de la quiebra.

Este mismo chef es el que lidera el jurado de Top Chef, el talent-show que estrenó esta semana Antena 3, que es también una adaptación de un formato norteamericano con el mismo nombre. El Premio Nacional de Gastronomía 2012, Ángel León, del restaurante Aponiente, en El Puerto de Santa María (Cádiz), y la cocinera Susi Díaz, del restaurante La Finca, en Elche (Alicante), acompañan a Chicote en la búsqueda del mejor cocinero entre 15 profesionales españoles de los fogones.

UN GÉNERO CON UN PÚBLICO DIVERSO

¿Por qué no ha pasado de moda ver cocina en televisión durante estos 55 años? Según el director de Programas de Entretenimiento de RTVE, Carlos Mochales, los espacios culinarios en la televisión tienen éxito porque la cocina en España está muy presente. “Se nos conoce fuera por la moda, la cocina, la hostelería y el turismo. Muchos de nuestros cocineros son muy reconocidos en todo el mundo”, subrayó este directivo, quien asegura que este género no tiene un público concreto experto en cocina, sino que gusta a casi todo tipo de personas porque “prácticamente, todo el mundo cocina, tiene un plato favorito o es partícipe de este placer al comer todos los días”.

A su juicio, los programas de recetas de cocina funcionan bien pero si a ello se les suma el aliciente de los concursantes, como en el caso de Masterchef, el público se engancha más al empatizar con alguno de ellos. Mochales reconoce también que el cocinero que enseña cómo guisar una receta también es fundamental a la hora de atraer telespectadores, principalmente si es carismático, divertido, entrañable y cercano, además de la originalidad de los platos. En el caso de Masterchef, el público fue muy diverso y amplio, con muchos niños y jóvenes que lo siguieron, además de mujeres de entre 50 y 60 años, más que hombres, mientras que los espacios de cocina matinales o los sábados los ven más exclusivamente mujeres a partir de 50 años.

Aunque TVE no ha valorado la posibilidad de una segunda edición de Masterchef, como explicó Mochales a Actualidad Gastronómica, sí espera que se estudie la posibilidad por la aceptación que tuvo este espacio. “Seguramente se hará”, manifestó el director de Programas de Entretenimiento de RTVE, quien recordó que, de momento, se está preparando una versión infantil del programa, para niños entre 8 a 12 años, que se llamará Masterchef Junior. 

Comentarios (0)

Tags: , , ,

Summer GastroMad, el festival de la cocina madrileña

Publicado el 13 Julio 2013 Por Juan Vereda

Más de 40 bares ofrecerán sus mejores tapas en el Summer GastroMad / JC Morales

Más de 40 bares ofrecerán sus mejores tapas en el Summer GastroMad / JC Morales

El Summer GastroMad, el festival de la cocina madrileña, arranca el lunes 15 de julio con el fin de ofrecer a los madrileños y a los turistas que se acercan estos días a la capital lo mejor de su gastronomía, complementado con una variada oferta cultural.

Esta iniciativa, promovida por Mahou-San Miguel en colaboración con la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Madrid, pretende promocionar la calidad y variedad de la gastronomía madrileña mediante la degustación de menús especiales en destacados restaurantes de la capital, y una ruta de tapas por establecimientos del centro y del barrio de Salamanca.

Tras el éxito de acciones similares, vuelve la iniciativa Menús Cinco Estrellas, que agrupa a casi 30 restaurantes de Madrid que ofrecerán durante dos semanas menús especiales a 25 euros, con los mejores platos de la gastronomía de la capital.

Para quienes prefieran el ‘picoteo’, disponen de una ruta de tapas (botellín + tapa por 3 euros), en la que participan más de 40 establecimientos y que podrá realizarse en horario de 13.00 a 15.30 horas y de 20.00 a 23.30 horas.

El restaurante Muñagorri, uno de los participantes en la ruta de la tapa / JC Morales

El restaurante Muñagorri, uno de los participantes en la ruta de la tapa / JC Morales

Para facilitar el desplazamiento entre los establecimientos participantes en la ruta de la tapa, la organización pone a disposición de todo aquel que lo desee la posibilidad de acceder al autobús turístico de Madrid (Madrid City Tour), de manera gratuita. El único requisito es presentar una hoja de ruta sellada, que se entregará a cada persona en el momento de la consumición. Este servicio estará disponible desde el jueves 18 hasta el domingo 28 de julio, día en que finaliza el Summer GastroMad.

Y para que la experiencia en Madrid sea única, los participantes de Summer Gastromad también tendrán la oportunidad de disfrutar de la amplia oferta cultural y de ocio que les brinda la capital. Uno de los principales reclamos en estas fechas es el festival Veranos de la Villa, que incluye conciertos, espectáculos de danza y teatro en diferentes espacios y centros culturales de la capital.

Otra de las grandes propuestas son las exposiciones de las pinacotecas del Paseo del Arte, con muestras tan interesantes como La belleza encerrada, en el Museo del Prado (hasta el 10 de noviembre); Dalí, en el Reina Sofía (hasta el 2 de septiembre) y Pisarro, en el Thyssen-Bornemisza (hasta el 15 de septiembre).

La oferta cultural complementa el turismo gastronómico en Madrid / JC Morales

La oferta cultural complementa el turismo gastronómico en Madrid / JC Morales

Asimismo, las más de 40 rutas semanales del Programa de Visitas Guiadas Oficiales, que organiza la Oficina de Turismo del Ayuntamiento, son otra buena opción del calendario cultural madrileño.

En la actualidad, la oferta gastronómica es una de las principales motivaciones del visitante a la hora de elegir un destino. Ya en 2012, la gastronomía española atrajo a 5,6 millones de turistas internacionales a nuestro país, un 4,2% más que el año anterior.

España es el segundo país europeo y el décimo del mundo con mejor valoración de sus restaurantes (4,09 sobre 5), según el portal de viajes TripAdvisor.

Igualmente, el “Estudio de percepción del turista sobre la Ciudad de Madrid”, realizado por la Oficina de Turismo del Ayuntamiento en 2012, revela que la oferta de restauración es el tercer factor más importante para el éxito de un destino.

Antes de visitar Madrid, el 83,1% de los encuestados consideran que la oferta gastronómica es importante o muy importante para el éxito del viaje y, tras su estancia en la capital, más del 58% ve superadas sus expectativas en este sentido. Además, Madrid es la ciudad mejor valorada por su gastronomía, siendo la primera elección entre el 48,9% de los encuestados.

 

Comentarios (0)

Tags: ,

Cómo evitar una cornada gastronómica en San Fermín

Publicado el 06 Julio 2013 Por Marta Hualde

Foto: www.turismo.navarra.es

Foto: www.turismo.navarra.es

“Caldico”, pincho, cazuelica, magras con tomate, chistorra, ajoarriero, estofado de toro, pochas, espárragos,” tintico”, clarete y pacharán son igual de importantes, aunque tal vez no hayan traspasado fronteras con la misma fuerza, que el encierro, los toros, las peñas, los gigantes y cabezudos o la procesión, puesto que San Fermín no existiría sin la gastronomía. Como cualquier fiesta, el arte culinario envuelve todos los actos que durante nueve días enloquecerán Pamplona, incluso poco antes de que este sábado, 6 de julio, a las doce del mediodía el chupinazo abra oficialmente la veda para bailar, cantar, ver los fuegos, asistir a la corrida, presenciar el encierro y, como no, comer y beber.

Pero como todo, el exceso de comida y bebida puede pasar factura a los comensales, a sus bolsillos y a sus estómagos, sobre todo en unos días de desorden y descontrol en cuanto a horarios y las cantidades. Los establecimientos amplían sus servicios, además de desorbitar los precios, por lo que se puede encontrar mesa para comer o cenar más allá de los horarios habituales (hasta las 15.00 horas y las doce de la noche), además de que la comida y la bebida se extienden, incluso, fuera de los locales cotidianos de la ciudad, una práctica por la que protestan los profesionales agrupados en la Asociación Hostelera de Navarra.

Esta organización denuncia que el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona han incumplido su promesa de llevar a cabo acciones para “evitar el botellón y la competencia desleal” durante las fiestas de San Fermín. “El Gobierno Foral no ha publicado la normativa que prohíbe la venta de alcohol entre las 22.00 y las 09.00 horas en los comercios y, por tanto, no será aplicable en estos Sanfermines”, critica la agrupación hostelera, que lleva reclamando desde hace varios años la aprobación de dicha ley, “con el fin de evitar la competencia desleal de numerosos pseudo-comercios, que proliferaban sobre todo en fiestas, y que perjudican de forma considerable al sector hostelero“.

En este sentido, también reprochan al Ayuntamiento de Pamplona que haya validado las solicitudes presentadas antes del 1 de julio para conceder las licencias exprés sin el tiempo prometido de inspección de cumplimiento de los requisitos exigidos. “Habrá que esperar que en una semana escasa sean capaces de realizar los controles pertinentes”, señala la Asociación Hostelera de Navarra en un comunicado, en el que apuesta por tomar medidas para “evitar seguir proyectando una mala imagen de nuestras fiestas al convertirse en un macro botellón, que genera toneladas de basura de plástico y vidrio, y donde todo vale”.

La larga semana de frenesí gastronómico que arranca este sábado tiene diez momentos gastronómicos claves cada día, pero para que estos no se conviertan en un fiasco en cuanto a calidad o abuso de precios, Actualidad Gastronómica hace algunas recomendaciones con el fin de que los estómagos de los comensales no se resientan o lo hagan lo menos posible. A la hora de las dianas (de 6.45 a 7.30 horas), los recién levantados, los trasnochadores, los valientes que van a correr el encierro, las familias con niños y los turistas se animan a bailar al son de la banda de música municipal, La Pamplonesa, además de otras bandas militares, grupos de gaiteros y de txistularis, levantando o despertando el ánimo con un reconfortante “caldico” mañanero, sobre todo casero, de peñas y sociedades gastronómicas.

Después del encierro, que se celebra a las ocho de la mañana, toca desayunar para los que llevan despiertos toda la noche, los que se acaban de levantar o los que han corrido el encierro. Lo más típico de estas fiestas, que en Pamplona no se estila el resto del año como sí se hace en otras ciudades españolas, es el chocolate con churros: desde todo el completo en el Café Iruña (Plaza del Castillo, 44) o comprar los churros en la mítica churrería La Mañueta, regentada por la familia Elizalde desde hace 140 años, aunque sólo abre en las fiestas de San Fermín y Navidad, y cuyo secreto radica en que la harina que utilizan no lleva conservantes y que se fríen con fuego de madera de haya cortada con hacha.

Cualquier delicia de la pastelería Beatriz (Estafeta, 22) también reanima a cualquiera o otro clásico establecimiento para el desayuno puede ser el Casino Principal (Plaza del Castillo, 44, encima del Iruña), que se ambienta con el llamado “baile de la alpargata”, pero al que sólo se puede acceder siendo socio o por invitación de alguno de sus miembros. Para bolsillos llenos, el desayuno del hotel de cinco estrellas La Perla (Plaza del Castillo, 1) se sirve en un salón con ventanales a la calle Estafeta, una de las más atractivas y conocidas del encierro.

San Fermín empieza con un madrugador almuerzo el día 6 de julio para coger fuerzas para el arranque de las fiestas, pero muchos no perdonan esta comida, aunque algo más tarde, durante el resto de días de la fiesta, algunos de ellos en peñas o sociedades gastronómicas. Este momento alimenticio se puede hacer en los bares cercanos a la Catedral, como el Mesón de la Tortilla (calle Navarrería, 12); el Mesón de la Navarrería (Navarrería, 15); con ricos pinchos de tortilla; los que riegan la célebre calle Estafeta, como el Bodegón Sarriá (Estafeta, 50), con su “Escombro”, a base de  chorizo, lomo, tocino y jamón muy picado; en la propia Plaza del Castillo, como el Casino Eslava (Plaza del Castillo, 16), en cualquiera ubicado en las calles que llegan a la Plaza del Castillo, como La Cocina Vasca (calle San Nicolás, 13), o cercanos a la Plaza de Toros, como el Aparta-o (calle Amaya, 1), que suele poner mesas fuera y está bien de precio.

Tras ese almuerzo de magras con tomate, huevos fritos con chistorra o pimientos rellenos de bacalao, por ejemplo, hay que dar rienda suelta a los pies, animados por unos vinos, unas cervezas en versión “zurito” o “cachi”, según lo bebedor que se sea, o unos vermut, además del famoso kalimotxo. Como locales con buenas bodegas en el Casco Antiguo de la ciudad, que es donde se cuece todo, destacan el Baviera (Plaza del Castillo, 10), que en estas fechas suele contratar a un jamonero; la Botería y la Olla, (ambos en Avenida de Roncesvalles 2 y 4), o, algo más separado del meollo, La Trastienda del Colmado (calle Iturralde y Suit, 24), entre otros, todos ellos también muy recomendables por sus exquisitos pinchos cuando el estómago empiece a pedir algo.

Pinchos desde 1898

Muy aconsejables para los pinchos y el aperitivo en general son también el Temple (calle Curia, 3), con su célebre pincho de huevo y jamón “Moscovita”; Roch, fundado en 1898 y muy conocido por sus fritos, sobre todo de pimiento, pero también de roquefort, jamón y queso o anchoa (calle Comedias, 6); Noé (calle Comedias, 9), con pinchos más actualizados; Casa Otano (calle San Nicolás, 20) y Baserri (calle San Nicolás, 32), con una revisión de la cocina local; La Barra del Melbourne, con gran éxito por sus creativos pinchos muy reconocidos en cada edición del certamen de la Semana del Pincho de Navarra; y uno bastante nuevo, La Mandarra de la Ramos (San Nicolás, 9), con variedad en la barra y una decoración inspirada en el encierro.

También cabe resaltar de nuevo el Café Iruña, perfecto para degustar unas rabas en su terraza; Txoko (Plaza del Castillo, 20) y Gaucho (calle Espoz y Mina, 7), especializados en fritos y pinchos muy diversos; el Mo (calle Espoz y Mina, 11), con pinchos muy modernos que le han dado numerosos premios y reconocimientos, además de ser especialistas en gin tonics; Kiosko (Plaza del Castillo, 14), algo más tradicional; Niza (calle Duque de Ahumada, 2), con cocina moderna, y La Navarra, con sus siempre exitosos pinchos de tortilla y ajoarriero, entre otros. Muchos de ellos también son una buena opción a la hora de decidir dónde comer.

Cuando los pies ya no aguanten y sea necesario sentarse a degustar una buena comida, es aconsejable rascarse un poco el bolsillo e, incluso, alejarse algo del meollo, por ejemplo, pidiendo mesa en La Nuez (calle Taconera, 4), cocina moderna con precios asequibles; y algo más caros, Europa (Espoz y Mina, 11), exquisita comida navarra de calidad, y su “hermano” Alhambra (Francisco Bergamín, 7), de los mismos dueños, con un toque más innovador, en el que sendos grupos de joteros y mariachis animan la sobremesa durante las fiestas de San Fermín, o Burladero (calle Arrieta, 9), cocina elaborada con buenos productos locales.

Un arroz en La Mar Salada (calle Leyre, 12), que suele tener muy buen ambiente; El Aralar (Castillo de Maya, 25), con una agradable terraza para los días calurosos, donde degustar, entre otras delicias, su tortilla de bacalao; El Merca’o (calle Tafalla, 7), moderno y más asequible, con la posibilidad de sentarse en una mesa desde la que se ven los puestos del mercado del segundo ensanche de Pamplona; el Zubiondo (avenida Roncesvalles, 1, en Huarte), uno de los asadores con mejor chuletón, fuera de Pamplona pero necesario mencionarlo por si se quiere huir del jaleo y comer en una de las mesas junto a la ventana desde las que se ve el río, el Enekorri (calle Tudela, 14), también tradición renovada, y Rodero (calle Arrieta, 3), muy premiado por sus innovadoras creaciones a partir de platos navarros, de precios más elevados.

El café o un pacharán antes de la corrida de toros se puede tomar en la Botería, el Burladero, el Taurino (Emilio Arrieta, 5) o, algo menos pegado a la Plaza de Toros, el Café Vienés, en los Jardines de la Taconera, El Bosquecillo (calle de los Hermanos Imaz, 1). La mejor muestra de la merienda se puede ver en la propia Plaza de Toros, donde tras el tercer toro, toca sacar el bocadillo o, sobre todo en el caso del tendido de sol, donde están los mejores embajadores de los platos navarros que en este “sagrado” momento no prestan atención a la faena, degustar todo tipo de guisos típicos navarros en grandes cantidades: pochas, bonito con fritada, estofado de toro, ajoarriero o cordero al chilindrón, por ejemplo, regados con kalimotxo.

Tras la merienda, que también puede ser a base de pinchos, tostadas o raciones en los locales ya comentados, es el momento de una copa que ayude a hacer la digestión, por ejemplo en el Ché (calle Olite, 8) o La Carbonera (calle Olite, 12), entre otros locales cercanos a la Plaza de Toros, o salir de la corrida al son de las peñas y seguirlas allí hasta donde a uno le entre sed. Si no se ha logrado una mesa para ninguno de los establecimientos citados para la comida, se puede probar si hay más suerte para la cena o para llenar el estómago con exquisitas viandas para la larga noche sanferminera en lugares algo diferentes, como El Molino de Caparroso (Camino del Molino de Caparroso), La Capilla (calle Dos de Mayo, 4) o El Portal de Descalzos (calle Descalzos, 56), de cocina tradicional navarra y con una curiosa ubicación en la tercera planta del edificio del ascensor que une el Casco Antiguo con el barrio de la Rochapea, desde donde se pueden ver los fuegos artificiales que se lanzan por la noche.

Todos estos momentos gastronómicos se cierran con una larga noche de “juerga”, en las que el vino, la cerveza y las bebidas con alcohol de mayor graduación se abren paso con más fuerza, para lo que hay un sinfín de bares y pubs, entre los que destacamos los establecimientos de la llamada Cuesta de Labrit, como el Kabiya (calle de Juan de Labrit, 7), que son expertos, u otros locales como el Subsuelo (Plaza del Castillo, 44), menos típico para la época sanfermineraque cualquier bar del Casco Viejo pero donde sirven copas dignas de mención.

El arte de la cocina es un valor que realza las fiestas de San Fermín, como señala, por su parte, la Dirección General de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra, enumerando recetas locales, como las magras con tomate, los espárragos, los pimientos del piquillo, la menestra de verduras, el estofado de toro y postres como la cuajada o el queso, acompañados de tintos navarros. “Los visitantes de Pamplona pueden descubrir, durante los Sanfermines, lo mejor de la gastronomía navarra gracias a que los hosteleros de la ciudad multiplican sus esfuerzos para ofrecer los platos más sabrosos de la cocina local”, subraya.

En todo caso, además de tener en cuenta que los precios de los establecimientos se disparan aprovechando el tirón de las fiestas, hay que elegir bien dónde se come y se bebe para evitar que te pille el toro y, sobre todo, que los excesos pasen factura, a parte de a la cuenta bancaria, al estómago.

Comentarios (1)

Tags: , , , , ,

Arte y Gastronomía se dan cita en el IVAM

Publicado el 03 Junio 2013 Por AG

Una de las fotografías de Francesc Guillamet que se exponen en el IVAM

Una de las fotografías de Francesc Guillamet que se exponen en el IVAM

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acoge, hasta el próximo 7 de julio, la exposición Arte y Gastronomía. La cocina de la pintura, una novedosa revisión de la relación entre artes plásticas y gastronomía que combina arte contemporáneo, obras clásicas y eventos culinarios y en la que se dan cita instalaciones, vídeos, fotografías dibujos y esculturas.

La muestra reúne 136 obras procedentes en su mayoría de la Colección del IVAM,  pero también del Museo de Bellas Artes de Valencia y del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí. El itinerario abarca diez áreas:  El Menaje, Lo comestible, Mesa y Mantel, El Bodegón, Lo que comen (los cuerpos gloriosos) lo que nos come (y consume), Lo que puede un cuerpo, Retorno al Bodegón, Del mercado al restaurante, Vanitas, y Hogar dulce hogar.

Los artistas van desde Paul Klee a Henri Matisse, pasando por Juan de Ribera, Chema Madoz, Cristina García Rodero, Miquel Barceló, Bigas Luna o Julio González, entre otros muchos. Como complemento a la muestra, están previstos distintos encuentros culinarios con chefs de la Comunidad Valenciana para poner de relieve la creatividad de la gastronomía.

Formando parte de este mismo proyecto, el pasado 28 de mayo se abrió al público otra muestra en el IVAM: El bodegón recuperado, del fotógrafo gastronómico Francesc Guillamet,  exposición que se complementa con la proyección Escribiendo el Paisaje del vino. Enografías, de Miquel Francés.

Francesc Guillamet comenzó a documentar las creaciones gastronómicas de Ferran Adrià en El Bulli cuando todavía era un fotógrafo desconocido para el público. Pero el éxito que obtuvieron sus imágenes hizo que ilustrara las creaciones de otros grandes de la restauración, como los hermanos Roca -cuyo restaurante, El Celler de Can Roca, ha sido reconocido como el mejor del mundo-, Carmen Ruscalleda o Paco Torreblanca. Así hasta alcanzar en la actualidad más de sesenta libros con fotografías de Guillamet. Esta exposición podrá verse hasta el 21 de julio.

 

Comentarios (0)

Tags: , ,

Los diez postres más raros: de chochitos ricos a pedos de monja

Publicado el 28 Abril 2013 Por Juan Vereda

Los chochitos ricos son unas deliciosas pastas que se venden en las pastelerías de Cantabria

Entre los postres de Cantabria, los Chochitos Ricos han adquirido enorme fama

La gastronomía española es rica, entre otras cosas, en deliciosos postres caseros, muchos de ellos tradicionales. Cada pueblo, región o comunidad autónoma dispone de numerosos dulces típicos, cuyas recetas van pasando de generación en generación a lo largo de los años.

En muchos casos, los nombres de estos dulces y postres son ingeniosos y llenos de gran sentido del humor, ironía y picaresca, con referencias sexuales y/o religiosas.

Sin desdeñar clásicos como borrachos, brazos de gitano, soplillos, cocas o rosquillas listas y tontas, Actualidad Gastronómica ha elaborado una lista con los diez postres con nombres más originales:

  1. Chochitos ricos. Típicos de Cantabria, son unas pastas redondas con un agujero en el centro, elaboradas a base de harina de trigo, huevos, mantequilla, grasa vegetal, azúcar y mermelada de frutas.
  2. Tetas de novicia y Pelotas de fraile. Son los dulces más demandados en la localidad madrileña de Chinchón, basados en recetas de las monjas clarisas. Se trata de bollos hechos con harina, leche, miel, ralladura de limón y anís. Se pueden rellenar de crema, chocolate o frambuesa.
  3. Dulces orgasmos. Pastas en forma de corazón que se elaboran en Asturias a base de harina de trigo, azúcar, huevo, mantequilla, grasa vegetal y (el toque especial) licor de manzana.
  4. Bizcochón del fraile. Originario de Galicia, es un bizcocho elaborado con huevos, azúcar, mantequilla, ralladura de limón y vino dulce.
  5. Cojones anticristo. Son unas pastas de té artesanas propias del Valle del Liébana, en Cantabria, cuyo ingrediente principal es la avellana.
  6. Chochos típicos de Salamanca. Dulce tradicional de la ciudad salmantina, similar a las peladillas pero de mayor tamaño, elaborado con azúcar, almendra y canela.
  7. Carajitos del profesor. Son unas pastas de avellana, azúcar y clara de huevo, muy famosas en toda Asturias. Su origen se remonta a principios del siglo XX en un café-restaurante regentado por un profesor de música.
  8. Casquetes. También llamados Tortas de Alma, son unas empanadillas dulces típicas de Aragón, que suelen ir rellenas de crema, boniato o cabello de ángel.
  9. Orgasmos a la crema de orujo. Son unas pastas elaboradas con las mejores frutas del bosque de Cantabria y mantequilla.
  10. Pedos de monja. Galletas artesanas típicas de Cataluña, elaboradas con harina, huevo, almendra y mantequilla. En algunas ciudades castellanas se llaman Tetillas de monja.

La gastronomía internacional también nos deja nombres muy curiosos de dulces, como Ano (galletas danesas), Mamador (pastelitos japonés) o Puto Seko (pastas filipinas).

Las Tetas de novicia y las Pelotas de fraile son recetas de las monjas de Chinchón / JC Morales

Las Tetas de novicia y las Pelotas de fraile son recetas de las monjas de Chinchón / JC Morales

Comentarios (1)

Tags: , ,

El Gobierno, obligado a proteger la gastronomía como bien cultural

Publicado el 24 Abril 2013 Por AG

anson1

Rafael Anson, presidente de la Real Academia de Gastronomía. /A. González

El Congreso de los Diputados ha aprobado una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular que insta al Gobierno a proteger y difundir la gastronomía española como bien cultural de carácter inmaterial e incluirla en el Plan Nacional de Salvaguarda del Ministerio de Educación.

Con 39 votos a favor y dos abstenciones, la Comisión de Cultura ha aprobado un texto que señala a la gastronomía española como un “patrimonio de riqueza nacional ilimitada”. El Grupo Popular en el Congreso defendió la gastronomía como patrimonio cultural inmaterial, por cumplir los requisitos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, estos son: que se transmite de generación en generación por vía oral, está presente en la comunidad, interactúa con la naturaleza y la historia y provoca un sentimiento de identidad.

La propuesta, defendida por el diputado popular Juan de Dios Ruano, se hace eco de una de las aspiraciones de la Real Academia de Gastronomía, presidida por Rafael Anson. A su juicio, la gastronomía es un “elemento cultural con una dimensión social importantísima, pues la cocina está vinculada a nuestra forma de ser, a la cultura y a la historia”.

Con su inclusión en el Plan Nacional de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, se conseguirá, ha dicho, “sensibilizar a la sociedad española del patrimonio cultural que supone la diversidad de nuestra gastronomía y facilitar la información y la coordinación entre Administraciones respecto a nuestra extraordinaria cultura gastronómica”.

El diputado socialista Odón Elorza ha comentado que “realmente lo elegante y saludable sería que todos los españoles pudieran comer caliente varias veces al día” y ha cuestionado la iniciativa popular por ser en su contenido “vaporosa, inconcreta y muy retórica” y no precisar, por ejemplo, “qué implica su inclusión en el Plan Nacional”.

Comentarios (0)

  • Las listas de Ag

    Las listas de Ag
  • Contacto

    Contacto
  • Ag en los medios

    ag en los medios
  • quiénes somos

    quiénes somos