Dina Alsina presenta dulces saludables de CSM Ibérica / Foto: Juan C. Morales

El pan y la bollería no están reñidos con la salud o con mantener un buen físico, siempre que estén elaborados sin grasas hidrogenadas o “trans”, difíciles de eliminar por el organismo. Así se ha puesto de manifiesto por parte de diversas empresas del sector en la Feria de Restauración Moderna 2012, que se ha clausurado esta tarde en IFEMA.

La empresa Croexsa, perteneciente a la multinacional CSM Ibérica, ha conseguido eliminar estas grasas hidrogenadas de productos como croissants, napolitanas, hojaldres, bollería danesa, muffins y productos de pastelería. Diversos estudios revelan que la hidrogenación genera la presencia de las “grasas trans”, que resultan perjudiciales para la salud al aumentar los niveles del “colesterol malo” y de triglicéridos en sangre, y reducir los del “colesterol bueno”.

A este respecto, Dina Alsina, coordinadora técnica nacional de CSM Ibérica, ha señalado hoy a Actualidad Gastronómica que “ahora se puede elegir entre croissants con grasas trans o sin trans”, y subrayó que pese a la cultura de la dieta, “para la tentación de lo dulce, siempre hay un hueco”.

Por su parte, Kattya Velasquez, responsable de marketing de la empresa Vandemoortele Ibérica, declaró a Ag que “hay gente que puede comer dulce y cuidarse al mismo tiempo”, porque hay muchos productos que mantienen una línea saludable. Así, anunció que Vandemoortele va a lanzar en España el próximo mes de abril un pan de lino con Omega 3, que ayuda a regular el colesterol.

Los pasteles no están reñidos con la salud / Foto: Juan C. Morales

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.