verdes

Una dieta baja en cereales, legumbres y algunas verduras, en combinación con suplementos «antienvejecimiento», mejora la función de los vasos sanguíneos, según concluye un estudio presentado en ‘Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology’, las sesiones científicas de este año de la Asociación Americana del Corazón. Los 51.200 participantes en el estudio, con una media de 86 años y un 40 por ciento de mujeres, tenían factores de riesgo para la enfermedad de los vasos sanguíneos y casi tres cuartas partes, disfunción endotelial, una de las primeras manifestaciones de la enfermedad vascular y la arteriosclerosis, que se produce cuando las células que recubren la pared interior de los vasos sanguíneos funcionan mal.

Los alimentos restringidos en la dieta fueron los de alto contenido de lectina de unión a proteínas de azúcar, generalmente considerados como un alimento saludable, entre los que se incluyen granos, frijoles, frutas, aves y plantas pertenecientes a la familia de las solanáceas, que incluyen los tomates. Por contra, los pacientes en el estudio consumieron gran cantidad de vegetales de hojas verdes, mariscos y pescados, aceite de oliva y proteínas animales alimentados con pasto, al tiempo de suplementos que contienen el antioxidante polifenol del aceite de pescado, extracto de semilla de uva y vitaminas para ralentizar el envejecimiento celular.

«Estos resultados representan un cambio de paradigma fundamental en cómo se deben tratar las enfermedades con la dieta occidental», dijo Steven R. Gundry, autor principal y director médico del Instituto Internacional del Corazón y el Pulmón en el Centro de Medicina Restaurativa en Palm Springs, California (Estados Unidos). A su juicio, la «simple eliminación de los alimentos que contienen lectinas considerados sanos» y la ingesta de algunos suplementos de bajo costo pueden restaurar la función endotelial a la normalidad, lo que a su vez puede revertir la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad.

A pesar de las conclusiones del estudio, los consumidores no deben eliminar los tomates u otros alimentos saludables de su dieta, afirmaron los miembros de la Asociación Americana del Corazón, que recomienda el consumo de una dieta rica en frutas, verduras, granos integrales y pescado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.