Un motorista sale de El Riojano para hacer un reparto de Teletorrija

Si no tienes abuela, te gustan las tradiciones culinarias y en Semana Santa echas de menos las sabrosas torrijas de antaño, no hay problema. Ahora puedes saborear una torrija artesanal –de las mejores de Madrid—y un buen café en casa sin mover un dedo. O mejor dicho, con un simple click en el ordenador de tu casa.

Porque Cafés La Estrella y la confitería El Riojano han puesto en marcha una peculiar iniciativa, la Teletorrija, por la cual puedes pedir a través de Facebook un café con leche y una torrija artesanal de una de las más antiguas pastelerías de Madrid y te la llevan a casa sin coste adicional.

[youtube XLsIm4WvzYA nolink]

Del 28 de marzo al 4 de abril, Laura Velasco coordinará desde El Riojano todos los pedidos, que serán distribuidos por cuatro repartidores en moto en horario de mañana o tarde, siempre dentro del anillo de la M-30.

Según ha explicado a Actualidad Gastronómica Raúl Peña, director de marketing de Cafés La Estrella, esta iniciativa se enmarca en el ‘Movimiento 1887’ que la empresa cafetera ha creado con motivo de su 125 aniversario, con el fin de recuperar las cosas buenas del pasado.

A este respecto, el año pasado pusieron en marcha campañas como la del sereno o la agencia de viajes en el tiempo, y en esta ocasión han apostado por combinar la tradición (comer torrijas en Semana Santa) con lo contemporáneo (el uso de las redes sociales e Internet). Además, según Peña, este tipo de iniciativas siempre son bienvenidas a la hora de crear valores, riqueza y empleo.

Por su parte, Roberto Martín, pastelero de El Riojano –pastelería fundada en 1885 en la calle Mayor de Madrid, muy cerca de la puerta del Sol— ha señalado a Actualidad Gastronómica que al principio le pareció muy raro servir torrijas a domicilio, pero se ha dado cuenta de que se trata de una idea innovadora y se ha quedado sorprendido por la organización.

Roberto Martín, que lleva 23 años en la cocina de la pastelería (desde que tenía 14) ha asegurado que desde el jueves al domingo santo suelen hacer unas 3.500 torrijas, y al año venden entre 8.000 y 8.500.

Roberto Martín, pastelero de El Riojano

No obstante, reconoce que la crisis está haciendo efecto en el negocio, porque la pastelería industrial hace mucho daño a la artesanal, y apuesta por mantener las tradiciones que se están perdiendo, con promociones especiales. “Las dietas están haciendo mucho daño al sector, y la gente debe saber que los dulces y las grasas son necesarios para el organismo, pero hay que aprender a comerlos”, subrayó.

Así, Roberto Martín destacó que la confitería El Riojano, en la que trabajan 18 personas, sigue haciendo dulces tradicionales como las pastas del Consejo (que tomaba Alfonso XIII cuando era niño), bartolillos, pestiños y azucarillos, así como el Roscón de Reyes que venden durante todo el año.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.