Una pescadería de Irún (Guipúzcoa) ha puesto a la salida de su establecimiento una máquina expendedora de pescado. Así, La Marina hace posible comprar pescado fresco a cualquier hora del día, ya que a diario se prepara, limpia y envasa todo tipo de pescado.

Merluza, gallo, salmón, anchoas… en envases de 500 o 750 gramos. Pero también mejillones, almejas, gambas, pulpo y gulas. La oferta irá variando según la temporada del año. La máquina de vending permite a quienes tienen una larga jornada laboral incompatible con los horarios comerciales tener garantizado el pescado fresco.

La máquina expendedora tiene una especie de ascensor para que el tupper en el que está envasado el pescado no corra riesgo de volcar. Aunque se repone el pescado cada día, ya que el sobrante se retira, cada envase lleva escrita la fecha de caducidad, que suele ser a los dos o tres días de su envasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.