medida foto

Las preocupaciones sobre los niveles de mercurio en el pescado pueden ser infundadas. Una nueva investigación de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, sugiere que el pescado que se ingiere representa sólo el 7 por ciento de los niveles de mercurio en el cuerpo humano.

En un análisis de 103 alimentos y bebidas consumidos por 4.484 mujeres durante el embarazo, los investigadores encontraron que todos ellos juntos representaban menos del 17 por ciento de los niveles de mercurio total en el cuerpo, según las conclusiones del estudio, publicadas en ‘Environmental Health Perspectives’.

La preocupación por los efectos negativos del mercurio en el desarrollo fetal han llevado a lanzar una advertencia oficial y consejos de no comer demasiado pescado durante el embarazo. Sin embargo, este nuevo hallazgo sugiere que puede ser necesario revisar esas directrices sanitarias.

Investigaciones previas realizadas en niños de los años 90 han demostrado que el consumo de pescado durante el embarazo tiene un efecto positivo en el coeficiente intelectual y la visión del niño en desarrollo. El pescado contiene muchos componentes beneficiosos, entre ellos yodo y ácidos grasos omega-3 .

Después del pescado (blanco y azul), los alimentos asociados con los niveles más altos de mercurio en sangre fueron infusiones de hierbas y alcohol, con el vino por encima de la cerveza. Los tés de hierbas fueron un hallazgo inesperado y, posiblemente, debido al hecho de que estas infusiones pueden estar contaminadas con toxinas.

Otro descubrimiento sorprendente fue que las mujeres con los niveles de mercurio más altos tienden a ser mayores, han asistido a la universidad, están en puestos profesionales o de gestión, son dueñas de su propia casa y están esperando su primer hijo. En general, sin embargo , menos del uno por ciento de las mujeres tenían niveles de mercurio más altos que el nivel máximo recomendado por el Consejo de Investigación Nacional de Estados Unidos.

Los autores concluyen que el asesoramiento a las mujeres embarazadas de limitar el consumo de marisco es poco probable que reduzca sustancialmente los niveles de mercurio. El profesor Jean Golding, investigador del estudio, dijo: «Nos sorprendió gratamente encontrar que el pescado aporta una cantidad tan pequeña de los niveles de mercurio en sangre. Hemos determinado anteriormente que el consumo de pescado durante el embarazo tiene muchos beneficios para la salud tanto para la madre como el niño».

Por ello, este experto espera que, a raíz de la investigación, muchas más mujeres traten de consumir más pescado durante el embarazo. «Es importante destacar, sin embargo, que las mujeres embarazadas necesitan una dieta mixta equilibrada. Deben incluir el pescado en una dieta con otros componentes que son beneficiosos incluyendo frutas y verduras», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.