vegetariano

El riesgo de hospitalización o muerte por enfermedad cardiaca es un 32 por ciento menor en los vegetarianos que en las personas que comen carne y pescado, según un nuevo estudio de la Universidad de Oxford (Reino Unido). Los resultados sugieren que una dieta vegetariana puede reducir significativamente el riesgo de padecer enfermedades del corazón, principal causa de muerte en los países desarrollados.

«La mayor parte de la diferencia en el riesgo es probablemente causada por los efectos sobre el colesterol y la presión arterial y muestra el importante papel de la dieta en la prevención de las enfermedades del corazón», explica la doctora Francesca Crowe, autora principal del estudio de la Unidad de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de Oxford.

El análisis, publicado en ‘American Journal of Clinical Nutrition’, se centró en casi 45.000 voluntarios de Inglaterra y Escocia inscritos en la ‘Investigación Prospectiva Europea sobre Cáncer y Nutrición (EPIC)’ de Oxford, de los cuales el 34 por ciento era vegetariano. Esta importante representación de los vegetarianos permitió a los investigadores hacer estimaciones más precisas de los riesgos relativos entre los dos grupos, según los propios autores.

Tras tener en cuenta factores como la edad, el tabaquismo, el consumo de alcohol, actividad física, el nivel educativo y el nivel socioeconómico, el equipo de la investigación, financiada por el Centro de Investigación del Cáncer de Reino Unido y el Consejo de Investigación Médica, detectó esa cifra de reducción del riesgo de enfermedad cardiaca de un 32 por ciento en los vegetarianos.»Los resultados muestran claramente que el riesgo de enfermedades del corazón en los vegetarianos es un tercio inferior que en los no vegetarianos”, afirma el profesor Tim Key, coautor del estudio y director adjunto de la Unidad de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de Oxford.

Los participantes fueron reclutados para el estudio a lo largo de la década de 1990 y completaron cuestionarios sobre su salud y estilo de vida cuando, con preguntas detalladas sobre la dieta y el ejercicio, así como otros factores que afectan a la salud, como el tabaquismo y el consumo de alcohol. Se les siguió hasta el año 2009, período durante el cual los investigadores identificaron 1.235 casos de enfermedad cardiaca, 169 muertes y 1.066 diagnósticos hospitalarios.

Los investigadores hallaron que los vegetarianos tenían menor presión arterial y niveles de colesterol inferiores que los no vegetarianos. Además, los que no comían carne ni pescado normalmente poseían menores índices de masa corporal (IMC) y menos casos de diabetes, como resultado de su dieta, aunque no se han encontrado datos que afectaran significativamente en los resultados.

Si los resultados son ajustados para excluir los efectos de índice de masa corporal, los vegetarianos siguen teniendo un 28 por ciento menos de probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón. Así, las conclusiones refuerzan la idea de que la dieta es fundamental para la prevención de enfermedades del corazón, resumen los investigadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.