Aguirre ante el puesto del caviar y las ostras/Foto: A. González

Los mercados gourmet empiezan a proliferar en Madrid. Tras los de San Miguel y San Antón, este miércoles abrió sus puertas en el distrito de Chamartín el Mercado Isabela, fruto de la iniciativa del promotor Carlos Zapata, que cree que la idea puede funcionar también fuera del centro.

Por lo pronto, las cifras apabullan: 31 millones de inversión, 3.000 metros cuadrados, 34 puestos dedicados a los productos gourmet, un cine, un restaurante… Ahora sólo falta que el proyecto, que se ha materializado en el edificio donde hace no tantos años estuvo el malogrado Calle 54, cuaje y los madrileños le concedan tan buena acogida como a sus hermanos del casco viejo.

El Mercado, que abrió este miércoles dos de sus cuatro plantas (quedan para algo más adelante el cine y un restaurante regentado por Joaquín de Felipe), contó con tres padrinos de fuste: la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, su amigo y presidente de la patronal madrileña Arturo Fernández y Rafael Ansón, presidente de la Real Academia Española de Gastronomía.

Ante una nube de cámaras, Aguirre probó aquí y allá las exquisiteces de los distintos puestos, entre brindis y sonrisas. Eso sí, al llegar al puesto del caviar hizo gala del instinto político que le reconocen hasta sus peores enemigos y prefirió declinar con un mohín la invitación a probar, al menos en público, el preciado manjar. No son tiempos para salir en los papeles comiendo caviar, que luego la prensa enreda que da gusto…

Superado el momento de peligro gráfico, la presidenta elogió a los promotores de la iniciativa por apostar por la gastronomía española y madrileña en tiempos de crisis y por crear 250 puestos de trabajo “sin ninguna clase de financiación”. Aguirre cree que “las crisis espolean la creatividad” y que es en periodos de recesión cuando “surgen las iniciativas más atrevidas y nuevas formas de hacer negocio”, como esta del Mercado Isabela. “Va a ser un éxito seguro y va a estar abarrotado”, vaticinó la presidenta regional.

Ansón, por su parte, se felicitó por el buen estado de forma de la gastronomía española y no dudó al afirmar que actualmente “Madrid tiene la mejor oferta gastronómica de España, y por tanto del mundo”, sin discusión”.

Zapata cree que el nuevo mercado, al que ha denominado Isabela inspirándose en el nombre de la primera ciudad que fundó Cristóbal Colon allende los mares (y también en el de su mujer), tendrá éxito porque la zona donde se ubica, el distrito de Chamartín, necesitaba una oferta gourmet de este tipo. “Es una zona despoblada de una oferta gastronómica de alta calidad y estamos en un eje económico muy importante, junto a Azca, que es el primer centro de negocios de España”, explica a AG.

En cuanto a los puestos presentes en el edificio, ubicado en el número 3 del Paseo de la Habana, representan una amplia variedad de productos de estándares gourmet, desde embutidos e ibéricos a mariscos, carnes, caviar, huevos de ganso, crèpes, helados, panes especiales, conservas Premium, ostras, arroces o croquetas. Los puestos pagan un alquiler de 3.500 euros mensuales más 1.000 adiciones de comunidad, y estarán abiertos los 365 días del año de las nueve de la mañana a la medianoche de domingo a miércoles, un horario ya de por sí prolongado que se extenderá hasta las 2 de la madrugada los jueves, viernes y sábados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.