El jamón ibérico de Guijuelo es uno de los productos estrella de Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca ha impulsado una propuesta turística,  ‘Salamanca para comérsela’, que será presentada el próximo mes de enero en Madrid Fusión 2013, en la que una selección de los mejores restaurantes de la ciudad ofrece atractivos menús que destacan por su calidad y variedad.

El objetivo de ‘Salamanca para comérsela’ es ubicar la ciudad como destino de referencia en gastronomía y restauración, atraer turismo y facilitar la generación de actividades económicas y de empleo.

Salamanca, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cuenta con una amplia y variada cesta de la compra donde los protagonistas son los manjares de la tierra salmantina. Productos con los que se elaboran platos tradicionales que se fusionan con una cocina de vanguardia, ofreciendo al viajero la propuesta turística ‘Salamanca para comérsela’.

Destacan productos con nombre propio que se curan en la dehesa salmantina, como es el caso de los embutidos ibéricos de Guijuelo, donde jamones, chorizos, lomos, salchichones, morcillas o morcones son los protagonistas indiscutibles.

El viajero también puede disfrutar de las carnes de vacuno, muy apreciadas en guisos y asados, donde la raza morucha puebla los pastos charros. Una res de carne de color rojo intenso, alto valor en proteínas, finura de fibras y una grasa bien distribuida.

También hay otras estrellas que predominan en el abanico gastronómico de Salamanca: el queso de Arribes, graso, suave y con un toque un poco picante; y legumbres con Denominación de Origen, como las lentejas de la Armuña.

Los mejores restaurantes charros participan en la iniciativa ‘Salamanca para comérsela’

De esta manera, la ciudad charra cuenta con una amplia oferta gastronómica, y se pueden degustar platos exquisitos como Lentejas de la Armuña con salchichas de ave relleno de cerdo ibérico, Chanfaina, Hornazo o la Espadilla de Morucha estofada con vino tinto y Oporto, sobre espinacas a la crema, con piñones y jamón crujiente de Guijuelo, entre otras composiciones culinarias.

Además, para disfrutar de la experiencia gastronómica de Salamanca está muy arraigado socialmente ir de ‘tapeo’, con lo que se puede degustar lo mejor de los productos charros en forma de pincho.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.