El presidente madrileño, Ignacio González, visita los viñedos de la bodega El Regajal, en Aranjuez
El presidente madrileño, Ignacio González, en los viñedos de la bodega El Regajal, en Aranjuez

Un total de 21 bodegas de la Denominación de Origen Vinos de Madrid van a abrir sus instalaciones al público para dar a conocer sus caldos, con motivo de las nuevas rutas del vino impulsadas por la Comunidad de Madrid.

El objetivo es convertir a los vinos de Madrid en un auténtico motor de dinamización económica para la región, mediante una oferta de ocio y turismo que supondrá una importante ayuda para el mantenimiento del medio rural.

Madrid Rutas del Vino ofrece una atractiva oferta de itinerarios por viñedos y bodegas de la región, ayudando a los productores vinícolas madrileños a potenciar el desarrollo socioeconómico de toda la zona de producción de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, y a convertir los caldos regionales en reclamo de turismo enológico.

El sector vitivinícola es cada vez más importante en la Comunidad de Madrid, donde cuenta con casi 3.000 productores y unas ventas anuales superiores a los 30 millones de euros.

La iniciativa Madrid Rutas del Vino tiene como eje las bodegas, que abren sus instalaciones al público y ofrecen servicios complementarios como paseos por sus viñedos, catas, talleres sobre el mundo del vino o la utilización de las instalaciones para actos sociales o de empresa.

En esta primera fase, que se centra en las bodegas como punto de partida del enoturismo, se han sumado quince bodegas de la subzona de Arganda, dos de la de Navalcarnero, y 4 de la de San Martín de Valdeiglesias.

En una fase posterior, a Madrid Rutas del Vino se unirán otros establecimientos de la zona, teniendo el vino como eje central. Así, se plantean posibilidades de ocio vinculadas a la naturaleza, la gastronomía, la tradición, la cultura, los valores ambientales y el patrimonio histórico-artístico de los municipios vitivinícolas de la Comunidad de Madrid, como casas rurales, restaurantes, centros culturales, museos o empresas de ocio.

A este respecto, se ofertarán distintos servicios ligados siempre a las bodegas, como la posibilidad de complementar la visita a la bodega con estancias en hoteles o posadas, menús o comidas, paseos por rutas de especial interés turístico, visitas a monumentos o museos, o práctica de distintos deportes.

Todos los establecimientos adheridos a Madrid Rutas del Vino estarán identificados a través de un logo, bien en forma de placa en las bodegas o una pegatina en el resto de los establecimientos.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.