nueces

Consumir dos raciones de nueces diarias, unos 60 gramos, podría proteger contra el desarrollo y evolución del cáncer de próstata, según concluye un estudio realizado por científicos del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, y publicado en ‘Cancer Investigation’.

Los investigadores descubrieron que la incidencia y la progresión de la enfermedad se redujo significativamente en los ratones del estudio con la ingesta de nueces. Sólo un 18 por ciento de los ratones alimentados con una dieta enriquecida con nueces desarrolló tumores cancerígenos en la próstata, en comparación con el 44 de los que siguieron una dieta control.

También este alimento ayuda a mitigar la evolución del tumor, siendo éste un 25 por ciento más pequeño en el caso de los ratones alimentados con nueces. «Los resultados son impresionantes porque los animales que consumieron nueces desarrollaron muy pocos tumores y  éstos crecieron mucho más lentamente. Nos sorprendió que la dieta con nueces tuviera efectos tan altamente positivos como inhibidora del cáncer de próstata», afirma el autor del estudio, Russel Reiter, catedrático de Biología Estructural y Celular de la Universidad de Texas.

Según los expertos, una alimentación sana y principalmente basada en alimentos de origen vegetal es clave en la prevención del cáncer y, de hecho, las nueces son el único fruto seco con una cantidad significativa de ácido alfa-linolénico (AAL), el ácido graso omega 3 de origen vegetal (2,5 g de AAL por 28 gramos).

«La sinergia de ciertos componentes de las nueces como el ácido alfa-linolénico, los antioxidantes y los fitoesteroles podría tener propiedades anticancerígenas», afirma la coautora de la investigación, la catedrática Elaine Hardman, de la Escuela de Medicina Joan C. Edwards de la ‘Marshall University’, en Virginia (Estados Unidos).

«Los datos que tenemos sugieren que incluir nueces en nuestra dieta diaria podría ser beneficiosos para prevenir o retrasar la aparición de algunos tipos de cáncer, como el de próstata y mama», sentenció Reiter, en alusión a diez investigaciones científicas que ya han revelado el papel clave de las nueces en la prevención del cáncer.

En 2011, la doctora Hardman demostró en una investigación una reducción del número de tumores y de su tamaño en ratones programados genéticamente para desarrollar cáncer de mama y que ingirieron una dieta enriquecida con nueces.

 

Comentarios

Responder a Manipulador de Alimentos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.