René Redzepi señala a su equipo al recoger el galardón / Foto: AG
René Redzepi señala a su equipo al recoger el galardón / Foto: L. Prieto

Lo volvió a hacer. René Redzepi ha recuperado para su restaurante Noma (Copenhague, Dinamarca) el trono de la cocina mundial, el premio al Mejor Restaurante del Mundo, un galardón concedido en la noche del lunes por un millar de expertos y auspiciado por la revista británica Restaurant que ha estado durante el último año en poder de El Celler de Can Roca, de los hermanos Roca. Ni la intoxicación por norovirus que en febrero del pasado año afectó a casi 70 comensales del que ya fuera de 2010 a 2012 tres veces consecutivas el Mejor Restaurante del Mundo, ni la pujanza de las fórmulas propuestas por los hermanos Roca han podido con el talento de Redzepi, que por cierto aprendió una gran parte de lo que sabe al lado de Ferran Adrià.

Redzepi destacó el «trabajo duro» que había detrás de la consecución del galardón, algo que hubiera sido imposible de conseguir sin el apoyo de su equipo, al que denominó su «dream team», y a cuyos integrantes hizo subir al escenario de la gala, celebrada en Londres, para compartir el galardón que vuelve a reconocer la particular y revolucionaria visión de la cocina nórdica que ofrece Noma, basada en el uso de productos locales. Tampoco se olvidó el chef de su mujer, que no pudo acudir al acto al estar embarazada de su tercer hijo (Redzepi tiene ya dos niñas).

Aunque han caído hasta una muy meritoria segunda posición, les queda a los Roca el consuelo de que Jordi ha recibido el galardón al Mejor Pastelero del Mundo, premio que iniciaba su andadura en esta edición, que tampoco es poca cosa y que reconoce la «creatividad e irreverencia» que destilan los postres del chef catalán.

En general no ha salido malparada la cocina española de la cita, que mantiene siete restaurtantes entre los 50 mejores del mundo, tres de los cuales están entre los diez primeros. Así junto al Celler de Can Roca, que se mantiene en la cima (en el segundo puesto) figuran entre los diez primeros Andoni Luis Aduriz con Mugaritz (sexto) y Juan Mari Arzak (Arzak), octavo. Además entra por primera vez en la lista de los Oscars de la gastronomía mundial, y directamente en el número 26, Eneko Atxa con Azurmendi, que ha ganado además el galardón al restaurante más sostenible. La cocina vasca tiene otro representante de lujo en el Asador Etxebarri (puesto 34) , a cuyos mandos está el chef Víctor Arguinzoniz, sin olvidarnos, claro, del gran Martín Berasategui (35). Quique Dacosta (41) completa la lista.

LOS ESPAÑOLES, A LA CABEZA

En concreto, si se trata de comparar por nacionalidades, los españoles se llevan la palma, pues ocupan tres de los diez primeros puestos (los mencionados de El Celler de Can Roca, Mugaritz y Arzak), una cifra que no logra igualar ningún otro país. Tan sólo Reino Unido, que tiene dos representantes entre los diez primeros (Dinner by Heston Blumenthal, quinto; y The Ledbury, décimo) y Estados Unidos, con otros dos (Eleven Madison Park, cuarto; y Alinea, noveno) se acercan.

Los otros países que pueden presumir de contar con establecimientos entre los diez mejores a escala planetaria son Dinamarca (Noma, primero), Italia (Osteria Francescana, tercero), y Brasil (DOM, séptimo).

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.