El vino, donde ha de estar, en la copa. / Foto: Oscar Mateus

Un total de 16 sumilleres se clasificaron ayer en Madrid para la final de la XXI edición del concurso La Nariz de Oro. La burgalesa Eva Díez Peña, de la vinoteca In Vino Veritas, fue la mejor sumiller de esta cuarta semifinal del concurso, que reunió a 51 especialistas de la zona centro en el Hotel Silken Puerta de América de la capital.

La Nariz de Oro es un concurso que premia a aquel sumiller capaz de distinguir un vino en una copa negra guiado sólo por su olfato. Está organizado por Vino+Gastronomía y patrocinad0 por Azpilicueta, Dinastía Vivanco, Bodegas Torres, Vilas del Turbón y Chef & Sommelier. La final se celebrará en Madrid los próximos 15 y 16 de junio.

La semifinal de ayer, la cuarta tras las celebradas en Bilbao, Santiago y Valencia, congregó a más de medio centenar de sumilleres que cataron alrededor de 40 vinos y destilados. En la cata que decidió su paso a la final, realizada con vinos de bodegas Azpilicueta, los participantes tuvieron que descifrar, tan sólo guiados por su olfato, qué vino se escondía en una copa negra.

El vino que tenían que identificar era una muestra de las viñas de Azpilicueta (Rioja): un tempranillo de Azagra 2010, con 8 meses de barrica en roble americano. Al final, 16 sumilleres demostraron un olfato privilegiado al descubrir el vino oculto en la copa negra.

Tanto la actuación de los sumilleres como la calidad de los vinos participantes fueron valoradas por un jurado de expertos compuesto por Elena Adell, enóloga de Azpilicueta; Vanesa Viñolo, directora de catas de La Nariz de Oro, y Lucio del Campo, Nariz de Oro 2010.

Entre los ganadores de los vinos destacan Circe Verdejo 2011, de Bodegas Avelino Vegas, en la categoría de Blancos; Beronia Tempranillo 2011, de Bodegas Beronia (González Byass), en Rosados; Ebeia Roble 2011, de Bodegas Portia, en Tintos con menos de nueve meses de crianza; y Colección Privada Félix Azpilicueta 2008, de Bodegas Azpilicueta, en la categoría de Tintos con más de nueve meses de crianza. Los resultados completos, aquí.

Por su parte, La Nariz de Oro Experimenta abrió sus puertas al público con una selección de expositores de algunas de las mejores bodegas del país, como Azpilicueta, González Byass, Dinastía Vivanco, Juvé & Camps, Torres, Grandes Vinos y Viñedos, Avelino Vegas, Bodegas Verum o Bodegas Ramón Bilbao.

El equipo de Ag, en una cata informal y sin más rigor que el del buen gusto, destacó entre los caldos probados el Monastir S.V. 2008 (D.O. Navarra), Cabernet Sauvignon y Tempranillo al 50% y con una crianza de 18 meses en barrica de roble francés nuevo. También nos sorprendió Viña Turzaballa 2001, de Bodegas Ramón Bilbao (Rioja), que debe su nombre a la viña de la que se viene recogiendo uva desde 1924 y con la que sólo se fabrica vino si la cosecha es de buena calidad.

Ramón Bilbao también nos dio a probar otro vino excepcional, Mirto 2006, 100% Tempranillo con 24 meses en barrica nueva de roble francés. Anayón, Garnacha Selección 2008 (Cariñena), Verum 2007 (Tierras de Castilla) o Ysios reserva 2007 edición limitada (Rioja) también dejaron en nuestros paladares un recuerdo imborrable.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.