Durante los primeros diez meses de vida del Basque Culinary Center (BCC), cerca de 1.200 alumnos han pasado por sus aulas y cocinas, cursando alguno de los dos masters que tiene la Facultad adscrita a la Universidad de Mondragón o alguno de los cursos de formación para profesionales o amantes de la cocina, así como un total de 70 estudiantes que conformarán la primera promoción de cocineros universitarios del país. Más de la mitad de los estos alumnos proceden de fuera de España.

El Grado en Ciencias Gastronómicas y Artes Culinarias ampliará su abanico el próximo curso hasta alcanzar los cien estudiantes, que cursarán una titulación oficial de cuatro años de duración y adaptada al Espacio Europeo de Enseñanza Superior. El título está orientado a cubrir todas las necesidades para formar perfiles profesionales cualificados; respondiendo a los retos actuales de la profesión, y aportando al aprendizaje una visión científica y técnica, con un enfoque interdisciplinar, informa el BCC.

Durante este primer año, los alumnos han compaginado las enseñanzas teóricas con las prácticas. Así, han cursado no sólo materias directamente relacionadas con la cocina sino también biología, estadística, informática, con el fin de convertirse en profesionales todoterrenos de la cocina, además de realizar talleres de panadería, pastelería, cocina, análisis sensorial, biología, preelaborados, empresa…

En total, a través de estos talleres prácticos, desde octubre hasta mayo los alumnos han realizado un total de 7.515 servicios y elaborado 14.278 platos. Ahora, al concluir este primer año, además de haber realizado un viaje de aprendizaje a Galicia para conocer su cultura, cocina, productos y vino o realizar un taller de innovación y aprendizaje en equipo, los estudiantes realizarán prácticas en restaurantes tradicionales, de producto, preferiblemente pequeños, durante un mes, donde también elaborarán un proyecto.

De cara al próximo curso, su segundo año formativo, los estudiantes profundizarán en la gastronomía vasca y española, en los sistemas y procesos de producción en la cocina y recibirán nociones de psicología, de físico-química alimentaria, de economía, de legislación laboral, alimentaria y ambiental, además de comunicación y sumillería, entre otras materias, a fin de completar el ecuador de su trayectoria formativa.

La actividad de la Facultad de Ciencias Gastronómicas se complementa con el Máster en Cocina, Técnica y Producto, que ha contado con 20 alumnos, de los cuales el 45% procede de fuera de España, y el Máster en Innovación y Gestión de Restaurantes, que ha impartido ya su segunda edición, con un total de 40 alumnos; la oferta de cursos de formación continua dirigida a profesionales de la cocina, que durante este curso ha reunido a 278 estudiantes y de programas para entusiastas, con una media de 15 alumnos por curso y por los que han pasado 179 alumnos.

De cara al próximo curso, Basque Culinary Center pondrá en marcha el Associate Degree en Gastronomía y Artes Culinarias, un título propio de dos años de duración y cuyo contenido se corresponde íntegramente con los dos primeros años del Grado Oficial, y está dirigido a los estudiantes internacionales interesados en cursar el grado oficial que no tienen aprobada la prueba de selectividad.

El centro de I+D+i desarrollará seis líneas de investigación. El objetivo de cara al próximo curso será continuar los proyectos presentados tanto en empresas privadas –una veintena- como en convocatorias públicas, un total de ocho en  las tres líneas de investigación que ya han arrancado: hábitos alimentarios, sensorialidad y nuevas elaboraciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.