Los madrileños podemos disfrutar de decenas de variedades de tomate / JC Morales
Los madrileños podemos disfrutar de decenas de variedades de tomate / JC Morales

La Comunidad de Madrid ha conseguido rescatar para los consumidores los sabores, texturas y aromas genuinos del tomate gracias a la recuperación de 42 variedades tradicionales, 38 de ellas autóctonas de la región.

Se trata de un proyecto iniciado en 2008 por el Instituto Madrileño para la Investigación y el Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) y que ha permitido que estos tomates estén llegando ya al gran público a través de grandes superficies, comercios de proximidad e, incluso, a través de internet.

Este trabajo de recuperación ha permitido al IMIDRA proporcionar a los horticultores madrileños a lo largo de los dos últimos años más de 20.000 plantas o semillas de seis variedades autóctonas de gran calidad nutricional, sensorial y productiva. De esta forma ha hecho posible su cultivo de cara a su posterior comercialización.

Según Cristina Álvarez, directora gerente del IMIDRA, muchas de estas variedades se cultivaban en huertos particulares o habían caído en el olvido porque sus características, tales como su piel fina, las hacían poco propicias para su almacenaje, distribución y venta.

Estos tomates son productos mucho más delicados y perecen antes. En cambio, tienen un sabor y unas propiedades muy superiores, lo que les convierten en un producto gourmet que satisface, además, la demanda de un público cada vez más concienciado con la importancia de mantener una alimentación sana.

El objetivo general del proyecto es la recuperación de la biodiversidad del tomate y, a su vez, potenciar su empleo en la elaboración de platos de alto gama. De hecho, chefs del prestigio de Abraham García, Fernando del Cerro o Mario Sandoval ya han incorporado los tomates tradicionales de la Comunidad de Madrid en alguna de sus recetas.

Recuperación de productos de la huerta madrileña

Las investigaciones del IMIDRA han permitido en los últimos años la recuperación de 146 variedades hortícolas distintas, fundamentalmente distribuidas por la Sierra Norte y la comarca de Las Vegas de la Comunidad de Madrid.

En la Sierra Norte los investigadores han encontrado hasta 68 variedades de calabacín, garbanzo, judía, lechuga, melón, pepino y tomate. Cabe destacar el gran número de variedades de judía (45) que se han cultivado allí desde al menos cuatro generaciones, junto con el importante número de variedades de tomate (11).

En la comarca de Las Vegas, por su parte, se han recolectado 78 variedades distintas de ajo, calabacín, calabaza, cebolla, espárrago, espinaca, fresa, guindilla, haba, judía, lechuga, lenteja, melón, pepinillo, perejil, pimiento, sandía y tomate.

sg verduras
La riqueza hortícola madrileña, al servicio de los consumidores / JC Morales

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.