La hamburguesa del mes de agosto / Foto: A. González

 En estos días en que el olor a gallinejas y entresijos invade el centro de Madrid con motivo de las fiestas patronales todavía hay quien recorre las calles más castizas en busca de una buena hamburguesa con que superar los rigores del estío capitalino. Pues bien, sin desmerecer (Dios nos libre) las bondades de las viandas propias de chulapos y chulapas, existe un rincón en las cavas donde se puede atacar sin remilgos una buena hamburguesa de jugosa carne de cebón picada en el día y asada a la parrilla. Se trata de The Mad Café, un pequeño local que se ha ganado una justa fama en la capital en los últimos tiempos y que compite con éxito con otros de los templos de la hamburguesa que se han puesto de moda en Madrid, como el New York Burger o La Vaca Picada, por poner sólo un par de ejemplos.

Las alitas, espectaculares

Actualidad Gastronómica ha tenido la oportunidad de degustar varias de las hamburguesas estrella de la casa, como la del mes de agosto (con pepino americano y guacamole); la Texas o la Fancy (con foie) y el resultado ha sido más que satisfactorio. La carne es muy sabrosa y está llena de matices, sobre todo si se pide poco hecha, aunque la verdad es que a la hora de hablar de la materia prima las cosas se han puesto muy serias en Madrid y son varios los locales que ofrecen carnes de alta calidad.

Siendo muy buenas las carnes, el Mad lo borda también en los entrantes, ya que sirve los que posiblemente sean (en justa competencia con los de Alfredo’s) las mejores alitas de pollo con salsa BBQ de la capital. Los clásicos aros son aquí de cebolla morada, tienen un matiz caramelizado y resultan muy ligeros y sanos en comparación con los de otros locales.

También destacan, y mucho, por su carta de cervezas, con una amplia representación de birras americanas tipo Ale de elevada calidad, y poco frecuentes por estos lares. Asimismo los postres caseros, como la tarta de zanahoria, son generosos (quizá en exceso) e imponentes, no se pueden dejar pasar, aunque el estómago haya dicho basta mucho antes.

El entorno es agradable, aunque algo sobrio para un local que trata de emular un diner americano de los 50, y la atención al público más que correcta para el poco personal del que disponen.

Aros de cebolla

Eso sí, es una pena que, en pleno verano y cuando hay más gente con horario intensivo saliendo a las tres de la tarde, la cocina cierre a las tres y media y el local a las cuatro, en su primer turno. El horario, así, se queda bastante corto y cercena la necesaria sobremesa, dejando al comensal que llega ajustado de hora un poquito descolgado. Por lo demás, el Mad es una propuesta del todo recomendable.

FICHA DEL LOCAL

NOMBRE: The Mad Café
PRECIO: 25 euros
LO MEJOR: La carne, las alitas y las tartas.
LO MEJORABLE: Horario limitado y cierre temprano de la cocina.
DIRECCIÓN: Cava Alta 13. WEB: www.themadcafe.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.