Lejos quedan ya los looks ochenteros con los que Elena Santonja conducía Con las manos en la masa y la letra de la sintonía de su cabecera que situaba a la mujer en la cocina y al hombre volviendo del trabajo a casa para comer un guiso preparado por ella, pero este espacio de cocina que emitió TVE, junto a otros sobre gastronomía y recetas que se pudieron ver a partir de 1958 en la televisión en España, marcó un hito en la parrilla televisiva y puede considerarse el padre de los exitosos programas culinarios que se emiten ahora en las distintas cadenas.

 

1340367647798
Entre 1968 y 1969, se emitió una especie de informativo gastronómico antes del ‘Telediario’.

Masterchef (cuya final siguieron 5,5 millones de personas) en La 1 de TVE o el recién estrenado Top Chef (con más de tres millones de espectadores en su primer día de emisión) en Antena 3 distan en algunas cosas, como en su formato de concurso, la presencia de grandes estrellas de la cocina como jurado y guías de los programas o todo el merchandising que mueven a su alrededor, con libros de cocina etcétera, de los anteriores espacios sobre cocina y gastronomía emitidos en España desde hace 55 años, pero todos tienen un hilo común: el arte culinario.

Por ello, Actualidad Gastronómica hace un repaso por esos espacios que fueron el preludio de los ahora tan de moda concursos de cocina. Aunque el más recordado es el de recetas de cocina en directo Con las manos en la masa (1984 y 1991), con esa pegadiza canción (“Siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocina…”), compuesta y escrita por el dúo Vainica Doble e interpretada por Gloria Van Aerssen y Joaquín Sabina, y las innovadoras entrevistas de su presentadora a personajes famosos (Alaska, Gonzalo Torrente Ballester, Carlos Berlanga, Pedro Almodóvar o Fernando Fernán-Gómez, entre otros) a lo largo de los 355 programas mientras cocinaban uno o dos platos, le precedieron otros que, por pioneros, merecen una mención.

La serie A mesa y mantel, que TVE emitió en 1958 y que presentaba Domingo Almendros, era un espacio de recetas de cocina dentro de un bloque cultural de mediodía en el que se incluían clases de idiomas y crítica cinematográfica. Casi diez años después, en 1967, se introdujo en la parrilla Vamos a la mesa, con Maruja Callaved como presentadora de un espacio que ofrecía TVE antes del Telediario y que consistía más en una especie de informativo gastronómico de diez minutos o programa de orientación sobre consumo y economía doméstica y nociones de cocina.

Le siguió Gastronomía, en 1970, al que también hay que nombrar por el recorrido que hizo por los platos de toda la geografía española, hasta recalar en Con las manos en la masa, que dio paso en 1991 a La cocina de Elena, también presentado por Santonja, con un aire más cómico y en el que se dedicó cada programa a un producto. Elena Santonja comentaba los platos junto a su asistenta Benita, a la que dio vida la actriz María Elena Flores, y a quienes nutría con los productos para las recetas el empleado de confianza del ultramarinos Benito, interpretado por Antonio Ross, además de que cada cierto tiempo llegaba un amigo a visitarles y hacer una receta.

conlasmanosenlamasa
El cantante canario Caco Senante cocina en ‘Con las manos en la masa’.

Entre medias, de 1986 a 1987, María José Sarsa, Emilio Linder y Elena Santonja presentaron La cesta de la compra, con breves reportajes sobre temas de interés, como los mecanismos de defensa del consumidor, las organizaciones de consumidores, la elaboración y producción industrial de alimentos o el uso y adecuado mantenimiento de los electrodomésticos. En la segunda parte del programa, se ofrecía una receta, habitualmente elaborada por Elena Santonja.

En ese momento de auge gastronómico y culinario en la televisión, otro espacio que marcó tendencia en la parrilla fue El menú de cada día (entre 1992 y 1993), que se emitía dentro del programa El show de la primera, con un joven Karlos Arguiñano que cocinaba en el estudio un menú diario y que pronto enganchó a los telespectadores con su frase “rico, rico”, sus adornos de perejil y sus chistes.

ARGUIÑANO INUNDA LA PARRILLA DE PEREJIL

A partir de entonces, el chef vasco se convirtió en la estrella de este género de programas con El sábado cocino yo (1993), dedicado a las personas que no saben cocinar y comen fuera de casa y en el que cada semana, una persona inexperta, con ayuda de Arguiñano, cocina dos platos, y El menú de Karlos Arguiñano (de 1993 a 1995), una continuación de El menú de cada día, en el que diariamente el cocinero realizaba dos recetas y ofrecía diversos consejos culinarios en un plató interior en invierno y en uno exterior en verano, con la playa de Zarautz al fondo, donde Arguiñano tiene su restaurante.

Arguiñano siguió dominando los fogones televisivos con El sábado con fundamento (de 1994 a 1995), guisando recetas de un menú completo de dos platos y postre, ofreciendo consejos culinarios y un breve reportaje sobre un producto gastronómico típicamente español. A este espacio, siguió desde 1995 a 2004 La cocina de Karlos Arguiñano, que se emitía de lunes a viernes para enseñar, con sus particulares explicaciones con chistes intercalados y disfraces varios, la elaboración de distintos platos, además de incluir temas de nutrición, trucos del hogar e información sobre la producción de alimentos o la repostería.

Tal fue el éxito y dominio del cocinero y empresario vasco que las cadenas empezaron a rifárselo. Así, Arguiñano dejó TVE y se pasó a Telecinco en 2004, en un programa similar a los de la televisión pública, llamado Karlos Arguiñano en tu cocina, al que acudía cada viernes como invitado el prestigioso Juan María Arzak para dar algún truco, consejo o receta rápida que hacía el propio Arguiñano siguiendo las explicaciones de su colega. En 2010, dio el salto a Antena 3, llevándose incluso el título del programa.

arguinado
Un joven Arguiñano se cuela en los hogares españoles a través de ‘El menú de cada día’.

A pedir de boca (de 1998 a 2004) fue una serie documental de TVE que pretendía difundir todo lo referente a los alimentos españoles con denominación de origen, por lo que en cada programa se hablaba de un alimento típico español desde el punto de vista cultural, folclórico, social, laboral y gastronómico. Como una especie de antecesor de Un país para comérselo, incluía declaraciones de expertos y gastrónomos, así como la opinión de cocineros y restauradores de prestigio sobre los distintos productos.

En 2003, TVE emitió La vida sobre la mesa, una serie documental sobre la historia de la alimentación humana desde la obtención del alimento primario hasta las diferentes maneras de cocinarlos y toda la cultura que surge en torno a la comida, desde la prehistoria hasta finales del siglo XV. Tras el éxito de Arguiñano, el siguiente espacio también lo condujo un chef, en este caso, conocido más allá de nuestras fronteras, concretamente en Estados Unidos, donde vive y trabaja, y que cuenta con numerosas condecoraciones: José Andrés.

Fue entre 2005 y 2007 cuando en Vamos a cocinar con José Andrés, el cocinero asturiano preparó recetas tradicionales españolas e internacionales, además de sus famosas tapas, con el objetivo de difundir la cocina sana. En este espacio, José Andrés compartía algunos de sus trucos con los telespectadores y ofrecía consejos para sacar más partido a los ingredientes que utiliza en los menús. En cada emisión, el chef contaba con la ayuda de algún personaje popular que compartía con él los fogones de su casa, además de acudir al mercado cada día a investigar y comprar los ingredientes que iba a utilizar en sus recetas.

Entre este repaso por los espacios gastronómicos y culinarios televisivos, no podía faltar uno dedicado a uno de los chefs españoles más internacionales, más galardonados y más admirados, Ferrán Adrià y su aclamado restaurante en Rosas (Gerona), cuya historia se narró en El Bulli, historia de un sueño, serie que TVE emitió en 2009. Este programa repasó los negocios relacionados con la cocina, la investigación y la gastronomía asociados a este exitoso establecimiento, así como sus orígenes en 1963 y su evolución hasta 2009, dos años antes de su cierre, todo ello, decorado con testimonios de numerosas personas, entre ellas los principales implicados: Ferran y Albert Adrià, Juli Soler y los principales responsables de sala.

Además de cocineros, España puede enorgullecerse de sus exquisitos productos autóctonos, que se exhibieron en Un país para comérselo (de 2010 a 2012), en el que los actores Juan Echanove e Imanol Arias viajaban por la geografía española degustando su gastronomía, mostrando lugares y costumbres representativas de cada zona, conversando sobre las bondades culinarias de cada región. El objetivo era entender España a través de los productos naturales de cada región, como explican desde TVE. La tercera temporada de este espacio se estrenó el pasado septiembre con Ana Duato como maestra de ceremonias.

El pasado año recaló en la parrilla de La 1 de TVE el espacio Saber cocinar, dentro del programa La mañana de La 1, en el que el cocinero Sergio Fernández, junto a la presentadora del magacín matinal, Mariló Montero, la nutricionista Ana Bellón y “ciudadano García”, que recibía las dudas de los espectadores, elaboran una receta, explicando sus ingredientes y cómo ejecutarla, al tiempo que responden a preguntas nutricionales y culinarias.

A raíz del éxito que tuvo ese hueco diario de recetas de cocina que se coló en el programa matinal diario de La 1, también en 2012 nació Cocina con Sergio, en el que los sábados a las dos de la tarde, el mismo cocinero, acompañado de la periodista María José Molina enseña a cocinar distintos platos, desvela trucos y consejos culinarios, responde a dudas de los telespectadores y da a conocer instrumentos novedosos que se pueden usar en la cocina. Este programa incluye un reportaje explicativo sobre el alimento protagonista del plato.

Y, tras este repaso de 55 años de contenidos culinarios en la televisión en España, aterrizó en la parrilla este mismo año Masterchef, un talent-show o un concurso de demostración del talento de sus participantes presentado por Eva González, en el que 15 aficionados de la cocina tuvieron que superar distintas pruebas individuales y colectivas para intentar erigirse con el premio al mejor cocinero amateur de España, que consistió en 100.000 euros y la publicación de un libro con sus recetas. Para ello, tenían que emocionar con sus recetas a un jurado formado por los chefs Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y la propietaria de un servicio de catering Samantha Vallejo Nájera. A lo largo del programa, los mejores chefs españoles impartieron masterclass a los concursantes.

LAS PRIVADAS TAMBIÉN ENCIENDEN EL HORNO

Pero estos espacios no han sido exclusivos de la televisión pública nacional, sino que las cadenas privadas y sus canales temáticos, así como las televisiones autonómicas, aunque con menos trayectoria en este aspecto por ser más jóvenes, también han sabido oler el éxito que desprendían este tipo de programas. Por ejemplo, Cuatro emitió Todos contra el chef (2005/2006), una mezcla entre concurso y programa de recetas, en el que el chef madrileño Darío Barrio se batía con un aficionado a la cocina para ver quién hacía el mejor plato de una receta propuesta por el concursante y, aunque generalmente ganaba el cocinero profesional, resultaba divertido ver qué cara ponía cuando el plato que más gustaba era el del cocinero amateur.

Telecinco se animó en 2006 con un formato más en la línea de la cadena, en el que se mezclaban reality show y famoseo, y que logró una audiencia en torno a los tres millones de espectadores. En Esta cocina es un infierno, los doce concursantes, todos ellos famosos, conviven en una casa mientras los chefs Sergi Arola y Mario Sandoval les enseñan a preparar un menú que deberán hacer en director el día de la gala. Presentado por Carolina Ferre, el concurso lo ganó Bárbara Rey, a pesar de sus tiranteces con Sergi Arola.

estacocinaesuninfierno
El cartel con los concursantes y maestros de ‘Esta cocina es un infierno’, que emitió Telecinco.

El presentador de informativos en Telecinco José Ribagorda, un apasionado de la cocina, se encargó desde 2012 de conducir Cocineros sin estrella, un espacio de 15 episodios con el fin de  reivindicar la cocina más tradicional y menos mediática, así como dar voz a cocineros que hasta ahora no la han tenido y reconocer su talento y su trabajo. Como explicó el propio Ribagorda a Actualidad Gastronómica con motivo del lanzamiento de este programa, se dan a conocer cocinas, platos, cocineros que han sabido mantener la herencia y la tradición de una gastronomía que ha pasado de padres a hijos, al querer ser “un homenaje a la cocina que prima el producto y al trabajo bien hecho”.

La hermana de Karlos Arguiñano, Eva, especialista en repostería y que ya había hecho apariciones demostrando su arte en los distintos programas de su hermano, se ha hecho con uno propio, Hoy cocinas tú, en LaSexta2, un formato que también tienen otras cadenas con otros cocineros, sobre todo las autonómicas, pero también las temáticas. En este espacio, Eva Arguiñano enseña a cocinar, generalmente un plato y un postre, a un concursante, que luego deberá poner en práctica todo lo aprendido para que lo degusten su familia y amigos, emitiendo tanto cómo lo realiza en su casa como las opiniones de sus “críticos gastronómicos”.

La Sexta también ha hecho un hueco en su parrilla a otros espacios de cocina al emitir Pesadilla en la cocina, una versión española del reality show estadounidense Hell’s Kitchen. En la edición de España, el cocinero madrileño Alberto Chicote no se acobarda a la hora de poner firmes a los propietarios, cocineros y camareros de los restaurantes que visita por la geografía española para intentar salvarlos de la quiebra.

Este mismo chef es el que lidera el jurado de Top Chef, el talent-show que estrenó esta semana Antena 3, que es también una adaptación de un formato norteamericano con el mismo nombre. El Premio Nacional de Gastronomía 2012, Ángel León, del restaurante Aponiente, en El Puerto de Santa María (Cádiz), y la cocinera Susi Díaz, del restaurante La Finca, en Elche (Alicante), acompañan a Chicote en la búsqueda del mejor cocinero entre 15 profesionales españoles de los fogones.

UN GÉNERO CON UN PÚBLICO DIVERSO

¿Por qué no ha pasado de moda ver cocina en televisión durante estos 55 años? Según el director de Programas de Entretenimiento de RTVE, Carlos Mochales, los espacios culinarios en la televisión tienen éxito porque la cocina en España está muy presente. “Se nos conoce fuera por la moda, la cocina, la hostelería y el turismo. Muchos de nuestros cocineros son muy reconocidos en todo el mundo”, subrayó este directivo, quien asegura que este género no tiene un público concreto experto en cocina, sino que gusta a casi todo tipo de personas porque “prácticamente, todo el mundo cocina, tiene un plato favorito o es partícipe de este placer al comer todos los días”.

A su juicio, los programas de recetas de cocina funcionan bien pero si a ello se les suma el aliciente de los concursantes, como en el caso de Masterchef, el público se engancha más al empatizar con alguno de ellos. Mochales reconoce también que el cocinero que enseña cómo guisar una receta también es fundamental a la hora de atraer telespectadores, principalmente si es carismático, divertido, entrañable y cercano, además de la originalidad de los platos. En el caso de Masterchef, el público fue muy diverso y amplio, con muchos niños y jóvenes que lo siguieron, además de mujeres de entre 50 y 60 años, más que hombres, mientras que los espacios de cocina matinales o los sábados los ven más exclusivamente mujeres a partir de 50 años.

Aunque TVE no ha valorado la posibilidad de una segunda edición de Masterchef, como explicó Mochales a Actualidad Gastronómica, sí espera que se estudie la posibilidad por la aceptación que tuvo este espacio. “Seguramente se hará”, manifestó el director de Programas de Entretenimiento de RTVE, quien recordó que, de momento, se está preparando una versión infantil del programa, para niños entre 8 a 12 años, que se llamará Masterchef Junior. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.