Uvinos

Elegir el vino perfecto pronto puede implicar algo más que saber la cosecha perfecta y el castillo del que proviene. Las diferencias en los microbios presentes en las uvas aún en diferentes partes de un mismo viñedo puede contribuir a las fluctuaciones de sabor en las muestras de uva de los diferentes depósitos, según un estudio publicado el pasado 26 de diciembre en la revista ‘Plos One’ por Mathabatha Setati y sus colegas de la Universidad de Stellenbosch, en Sudáfrica.

«En la industria del vino, las comunidades de hongos en las uvas son especialmente importantes. Las especies microbianas presentes en la baya pueden contribuir al proceso de fermentación y, por lo tanto, a las propiedades aromáticas de los vinos resultantes«, explican los autores. Para este estudio, los investigadores tomaron muestras de uvas de viñedos diferentes en viñedos comerciales bien establecidos, cada uno de los cuales utilizan un sistema de producción diferente: orgánico, tradicional o biodinámico al cultivar la uva.

A través de las tres prácticas de cultivo, encontraron que dentro de un mismo viñedo, pequeñas diferencias entre cepas, como la temperatura o la exposición al sol, podrían alterar significativamente la composición de la comunidad de hongos en superficies de uva. Setati afirma: «Nuestros hallazgos podrían ayudar a viticultores y bodegueros a planificar mejor e implementar mejores estrategias de vino para asegurar la consistencia».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.