Momento de la entrega del premio a los hermanos Roca / Foto:Restaurant
Momento de la entrega del premio a los hermanos Roca / Foto:Restaurant

Los hermanos Roca volvieron a recuperar este lunes en Londres el cetro que les consagra, a través de su establecimiento el Celler de Can Roca, como los más grandes de la gastronomía mundial: la primera posición de la clasificación de los 50 mejores restaurantes del mundo según la revista Restaurant, entre los que por cierto hay en total siete establecimientos españoles.

Tras pasar un año en la segunda posición a la sombra de Noma, Joan, Josep y Jordi Roca han vuelto a ponerse en lo más alto de la clasificación que marca la jerarquía de la alta cocina a escala planetaria, un ranking en el que los cocineros españoles tienen, una vez más, una importante presencia. Tras conocer el fallo, los hermanos aseguraron sentirse “muy felices”.

Según la revista Restautant, los Roca han conseguido “crear” en todos estos años (el restaurante abrió en 1986) “una experiencia culinaria que explora los ingredientes tradicionales de la cocina catalana y los combina con una extraordinaria variedad de métodos de cocina, logrando estimular los sentidos, emociones y memorias del comensal ya sea a través de aromas evocadores, explosiones de sabor o impactos visuales”.

El otro gran nombre de la noche, en lo que respecta a la cocina española, ha sido Albert Adrià, que ha sido designado Mejor Chef de Pastelería del mundo mientras su restaurante, Tickets (Barcelona) se aupaba al número 42 de los mejores establecimientos del orbe.

Por su parte, Mugaritz, de Andoni Luis Aduriz, ha aguantado en el número seis y es el único restaurante español, junto al Celler, entre los diez primeros. Tan prestigiosa lista se completa con Osteria Francescana, de Módena (Italia), regentado por Massimo Buttura (2º), Noma (Copenhague, Dinamarca) de René Redzepi (3º); Central de Lima (Perú), de Virgilio Martínez (4º); Eleven Madison Park de New York (EEUU), a cargo de Daniel Humm (5º); Dinner by Heston Blumental (Londres), que ocupa el séptimo puesto; Narisawa (Tokio, Japón), de Yoshihiro Narisawa (8º); D.O.M. (Sao Paulo, Brasil), a cuyos mandos está Alex Atala; y Gaggan, restaurante de Gaggan Anand en Bangkok (Tailandia).

Entre los españoles mientras que el Asador Etxebarri de Víctor Arguinzoniz ha protagonizado la mayor subida de la lista, pasando del 34º al 13º, Arzak, que estaba el año pasado entre los diez elegidos, ha caído nueve puestos hasta situarse en el 17º, mientras que Quique Dacosta asciende dos posiciones hasta el 39º. Azurmendi, el restaurante de Eneko Atxa en Larrabetzu (Vizcaya), (en el puesto 19º tras partir del 26º), completa la nómina de la cocina española en estos premios. Finalmente, si hay algo que lamentar, es la ausencia de Martín Berasategui en el selecto grupo de los 50 mejores del mundo, ya que en esta ocasión el que está considerado uno de los grandes maestros de la cocina mundial ha tenido que conformarse con el puesto 61.

El galardón que acredita al Celler de Can Roca como el primero del mundo. / Foto: Jordi Roca
El galardón que acredita al Celler de Can Roca como el primero del mundo. / Foto: Jordi Roca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.