Vista de los viñedos de Cariñena

Los vinos de la Denominación de Origen Protegida Cariñena han incrementado sus ventas un 66 por ciento en los últimos cuatro años. Así, el ejercicio pasado se vendió un total de 60.232.573 botellas de vino, frente a las 36.888.000 unidades de 2007, año en que se celebró el 75 aniversario de la Denominación más antigua de Aragón y una de las más tradicionales de España.

A pesar de la crisis, en 2011 se vendió un 15 por ciento más que en 2010, gracias a distintas acciones de promoción tanto en el mercado nacional como internacional, así como a la campaña ‘El Vino de las Piedras’, con la que se está contribuyendo al conocimiento de sus productos, a la difusión de la cultura del vino y a la identificación de esta tierra con la innovación y la calidad.

El presidente de la Denominación de Origen Protegida Cariñena, José Luis Mainar, ha destacado hoy que éste es el cuarto año consecutivo de crecimiento, pese a que la actual situación económica se ha visto reflejada en la cifra global de ventas, pues el consumidor se está inclinado por comprar vinos jóvenes frente a crianzas y reservas.

Cariñena exporta dos tercios de su producción a medio centenar de países, entre los que destacan Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Suiza o Canadá, mientras que el tercio restante se comercializa en el mercado nacional. “Nos hemos mantenido en las ventas nacionales, pero hemos crecido en exportación, sobre todo en los países fuera de la Unión Europea”, explicó Mainar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.