Viñedos de la Ruta del Vino del Penedès. /Ag

Un total de 21 Rutas del Vino se visten de gala estos días para dar a conocer a los visitantes los primeros pasos del proceso de elaboración del vino. La vendimia es uno de los momentos más importantes para la elaboración de un buen caldo, donde tiene lugar la recogida de la cosecha con la que se prepararán los vinos de la temporada. La Asociación de Ciudades del Vino de España (ACEVIN) ofrece unas cuantas propuestas para disfrutar de esta experiencia.

Comenzamos el viaje en Murcia para aprender, gracias a la Ruta del Vino de Bullas y su Taller de Vendimia, todos los detalles de la cosecha, entre ellos la recogida de la uva, la recepción y clasificación en bodega, así como asistir al primer prensado. Paseos por viñedos, comidas campestres y una visita al Museo del Vino son otros imprescindibles del viaje, que se pueden combinar también con la Feria de la Tapa (del 28 al 30 de Septiembre) o el mercadillo de artesanía El Zacatín, el 7 de Octubre, dedicado a la vendimia y con demostraciones de despalillado y pisado de uva, así como degustación del primer mosto.

Sin salir de la región, damos el salto a la Ruta del Vino de Jumilla, con diferentes propuestas, entre ellas las Jornadas Vendimia Abierta, todos los sábados de octubre, a cargo de Bodegas Luzón, con actividades especialmente enfocadas a los niños para que comiencen a conocer y valorar esta cultura. Bodegas San Isidro, Hacienda El Carche y Viña Elena también disponen de distintas visitas y experiencias complementarias.

En la Ruta del Vino del Marco de Jerez, el nacimiento del nuevo mosto que tiene lugar en la época de vendimia es el protagonista de un amplio programa de actividades en el que confluyen propuestas culturales, musicales y gastronómicas, además de las tradicionales citas con el flamenco y el caballo.

Dirigimos la vista hacia Galicia, donde la Ruta del Vino de Rías Baixas aglutina las propuestas de Bodegas Martín Códax, Pazo Baión, Bodegas La Val de Frades o Valmiñor, que abren sus viñedos a los visitantes permitiéndoles entrar en contacto directo con las labores del campo, o Bodegas Terras Gauda, que pone a disposición del enoturista un autobús para no perder ni un detalle del trabajo que se realiza para la recolección de la uva. Para los más atrevidos, es posible vivir la vendimia bajo la luz de la luna y dormir en el interior de una bodega. Las localidades de Cambados, O Rosal y Sanxenxo dedican también curiosas fiestas al vino durante Septiembre y Octubre.

En la Ruta del Ribeiro, las verdes parras sorprenden al visitante por su frescura y tonalidades. La vendimia allí puede seguirse tomando como punto de partida el Casal de Arman, un complejo enoturístico, enclave privilegiado y uno de los mejores miradores sobre el Valle de Avia, donde conocer cómo se realizan las tareas de la vendimia de forma totalmente artesanal. Y para un punto de vista contrapuesto, en el Coto de Gomariz se puede conocer el trabajo de una de las bodegas más vanguardistas de Galicia, que ajusta sus tareas a los calendarios biodinámicos y sigue una filosofía de máximo respeto por la naturaleza o ‘viticultura ecológica’.

Hacia el este, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa nos recibe con sorpresas, como la experiencia sensorial 4D ‘En Tierra de Sueños’, un viaje a la comarca de la mano de un ‘Vinfo’ o duende del vino en un cortometraje que ha recibido ya 12 premios internacionales por su calidad y originalidad. A las propuestas de bodegas como Sasazu, Campillo, Valdelana, Cvne o Eguren Ugarte, y los programas de Thabuca Servicios Turísticos para vendimiar en familia, hay que sumar el Enobús, el bus turístico del vino que conecta distintos puntos del País Vasco con Rioja Alavesa e incluye visitas, catas, degustaciones de vinos y gastronomía local, todo ello con la tranquilidad de no llevar vehículo propio.

La Ruta del Vino de Navarra nos espera con sus propuestas para este tiempo de vendimia, con visitas especiales en Bodegas Macaya, Bodegas Máximo Abete o Señorío de Sarría, talleres gastronómicos y, en Bodega Pagos de Araiz, originales clases de yoga y tai chi al aire libre, trekking por el viñedo o paseos a caballo, así como recorridos por sus instalaciones llenas de obras de arte e imaginativas catas de sus vinos.

A los pies del Pirineo aragonés nos recibe la Ruta del Vino Somontano, donde podremos participar en un taller sensorial donde las uvas y las características de sus variedades son las protagonistas. Organizado por Bodegas Meler, comienza con la recolección de diferentes racimos en el viñedo familiar, para pasar a la cata, degustación y comparación de los caldos monovarietales de esas mismas variedades. Además, en Bodegas Sers podremos dedicar una jornada a conocer los secretos de la elaboración más tradicional del vino.

Y, sin salir de Aragón, la Ruta de la Garnacha ha desarrollado un amplio catálogo de actividades que presenta en el programa #Enoaventurate, con actividades que ligan la cultura del vino a otras disciplinas, como la astronomía, que incluye la observación guiada de los astros, talleres de construcción de un reloj solar o cuentacuentos de mitología griega para aprender a localizar las constelaciones. Además, actividades náuticas, como descenso del Ebro en piraguas, equitación entre viñedos, nordic walking, rutas en segway, orientación o rutas en 4×4. Todo ello en una perfecta fusión la historia y el patrimonio, para comprender cómo se ha elaborado el vino a partir de la Garnacha a lo largo de los siglos.

Cerramos este recorrido con la Ruta del Vino del Penedès, que ofrece, entre otras, un suculento  maridaje de vinos y queso, con alojamiento en la casa rural CaLa Florinda, en Bellvei del Penedès. Además, programas relajantes y románticos para hacer en pareja de la mano de la empresa Cava Emotions, que combinan visitas a bodegas con estimulantes masajes de cavaterapia y gastronomía local. También encontraremos visitas especialmente diseñadas para familias y catas a pie de viñedo de más de 25 variedades de uva maridadas con cava.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.