Las Rutas del Vino cuentan con bodegas modernas y vanguasrdistas como Viña Real, en Rioja Alavesa / JC Morales
Bodega Viña Real, en Rioja Alavesa, una de las más modernas de las Rutas del Vino / JC Morales

 

Aunque España es un destino turístico mayoritariamente “de sol y playa”, el turismo del vino se ha convertido en los últimos años en un motor de desarrollo en muchos destinos de interior, sobre todo en aquellas zonas cuyos caldos tienen cierto prestigio y han unido esfuerzos para crear sus propias Rutas del Vino.

El enoturismo supone una interesante alternativa de viaje en un momento como el actual, en el que los turistas tienden a reducir en tiempo y distancia sus viajes.

A pesar de la situación económica, las Rutas del Vino de España mantienen un volumen importante de visitantes durante todo el año, especialmente durante los meses de otoño (septiembre y octubre) y primavera (abril y mayo).

Según datos de la Asociación Española de Ciudades del Vino –que cuenta con 20 Rutas del Vino certificadas por todo el territorio nacional-, un total de 1.430.592 personas visitaron durante el año 2012 las bodegas asociadas a las Rutas del Vino de España.

En este sentido, la mayor parte de las Rutas del Vino han registrado crecimientos en el número de visitantes, y Enoturisme Penedès ha arrebatado el primer puesto del ranking a la Ruta del Vino y del Brandy del Marco de Jerez; y Ribera del Duero se coloca tercera, por delante de Rioja Alavesa.

Actualidad Gastronómica os presenta una lista con las diez mejores Rutas del Vino de España, elaborada en función del número de visitantes registrado el pasado año:

La Ruta del Vino y el Cava del Penedès, la más visitada en 2012
La Ruta del Vino y el Cava del Penedès, la más visitada en 2012

1. Rutas del Vino y el Cava del Penedès – Enoturisme Penedès. Su ubicación privilegiada, muy cerca de la costa, y sus 74 bodegas adscritas la han convertido en la Ruta más popular del pasado año, con 479.499 visitantes.

Cuenta con una superficie de 1.557 kilómetros cuadrados y 26.000 hectáreas de viñedos. La mayor parte de la producción es de cava, el sector más representativo de la viticultura catalana, que tiene su origen en 1872 en la finca de Can Codorniu, en Sant Sadurní d’Anoia.

Además de las visitas a bodegas y a los viñedos, ofrece rutas complementarias de senderismo, cicloturismo, rutas histórico-culturales, así como otras modernistas o teatralizadas. Asimismo, cuenta con programas relajantes y románticos para hacer en pareja, que combinan visitas a bodegas con estimulantes masajes de cavaterapia y gastronomía local.

2. Ruta del Vino y el Brandy del Marco de Jerez. Tiene adscritas 37 bodegas de vinos amparados por las Denominaciones de Origen «Jerez-Xérès-Sherry” y “Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda”.

La crisis económica, que afecta con más virulencia si cabe a la comarca gaditana, le ha hecho perder más de 60.000 visitantes y el liderazgo del ranking de rutas más visitadas, aunque el año pasado la Ruta fue visitada por 416.459 personas.

No obstante, sus impresionantes bodegas, auténticas catedrales del vino, constituyen uno de los principales atractivos turísticos de esta región, y siguen sorprendiendo a todos sus visitantes. Disponen también de propuestas culturales, musicales y gastronómicas, además de las tradicionales citas con el flamenco y el caballo.

3. Ruta del Vino Ribera del Duero. Cuenta con la participación de 55 bodegas y 20 restaurantes a lo largo de los 115 kilómetros que conforman la Denominación de Origen Ribera del Duero, en las provincias de Valladolid, Burgos, Soria y Segovia.

El prestigio de sus vinos, cada vez mayor, y el hecho de que se encuentra a sólo una hora y media de Madrid, la posicionan a nivel nacional e internacional como un destino enoturístico de calidad, mostrando una gran diversidad de productos, desde la gastronomía, vino y bodegas, patrimonio cultural, naturaleza, ocio y bienestar, entre otros. En 2012 tuvo 132.470 visitantes.

La Ruta cuenta con el Museo del Vino, situado en el Castillo de Peñafiel (Valladolid) en el que, además de ser un espacio que homenajea a la cultura enológica, se puede encontrar un gran abanico de actividades: desde catas los fines de semana hasta las catas maridadas con alimentos de la zona.

4. Ruta del Vino Rioja Alavesa. A tan solo unos minutos de Logroño y de Vitoria, Rioja Alavesa combina villas medievales y bodegas centenarias con impresionantes edificaciones vanguardistas, envueltas en un mar de viñedos que varía de color en las distintas épocas del año. Aquí, la vida gira en torno a la producción y la elaboración del vino.

Con una extensión de 316 kilómetros cuadrados, la comarca está compuesta por 15 municipios, en los que viven unos 12.000 habitantes. Cuenta con 13.500 hectáreas de viñedos y 53 bodegas adscritas a la Ruta, bajo el control de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Además de tener los vinos de España con mayor prestigio y reconocimiento internacional, la Ruta del Vino Rioja Alavesa ofrece numerosas actividades enoturísticas, gastronómicas y de ocio durante todo el año. El año pasado tuvo 110.869 visitantes.

El Albariño es la estrella de la Ruta del Vino Rías Baixas / JC Morales
El Albariño es la estrella de la Ruta del Vino Rías Baixas / JC Morales

5. Ruta del Vino Rías Baixas. Se trata de una de las primeras Rutas del Vino de España, y cuenta con la participación de 47 bodegas. En 2012 fue visitada por 59.096 personas.

Según la tradición, el cultivo de la vid en esta zona se debe a los monjes del monasterio cisterciense de Armenteira, aunque se ha demostrado que la viticultura ya existía mucho antes de la llegada de los monjes.

Los vinos de la D.O. Rías Baixas se caracterizan por estar elaborados con uvas autóctonas, principalmente blancas, teniendo como gran protagonista la variedad Albariño que acapara aproximadamente el 95% de la producción y es ideal para tomar con el excelente marisco gallego.

6. Ruta del Vino del Somontano. Con 19 bodegas adscritas, esta Ruta situada a los pies del Pirineo aragonés se ha consolidado como una de las más importantes de España, alcanzando los 45.504 visitantes en 2012.

La diversidad de la oferta de la Ruta se pone de manifiesto en los programas que, además de visitas guiadas a bodegas y empresas agroalimentarias, incluyen cursos de cata y otros atractivos culturales de la zona como la Catedral de Barbastro y su Museo, el Arte Rupestre del Parque Cultural del Río Vero, el Santuario de Torreciudad o la villa medieval de Alquézar.

7. Ruta del Vino UtielRequena. Se crea por la importante tradición vitivinícola de estos municipios del interior de Valencia. Con 14 bodegas participantes, en 2012 tuvo 43.190 visitantes.

Utiel-Requena es la única denominación de origen en la que se vienen elaborando vinos, de forma ininterrumpida, desde hace más de 2.500 años. Ofrece numerosas actividades enogastronómicas, históricas y culturales durante todo el año para acercar a todos los visitantes a los orígenes del vino.

8. Ruta del Vino de Lleida-Costers del Segre. 21 bodegas participantes y 35.642 visitantes en 2012. Esta Ruta del Vino supone un paseo por la gastronomía, la cultura y la geografía leridana vistas a través de sus bodegas, cuyos vinos están amparados por la D.O. Costers del Segre.

Aunque los primeros indicios del cultivo de uva en la zona datan de la época íbera, son los romanos quienes introdujeron el cultivo de la vid, que llegó a su máximo esplendor en el siglo XIX con casi 120.000 hectáreas de viñedo. Sin embargo, una plaga de filoxera procedente de Norteamérica, que asoló Europa y que entre 1895 y 1909, redujo la plantación leridana a 15.000 hectáreas.

Sin embargo, lejos de abandonar el cultivo, las bodegas de Lleida apostaron por introducir nuevas variedades de uva y recompusieron el mapa vitivinícola de Lleida. Este espíritu innovador se traduce hoy en encantadoras bodegas en las cuales la tecnología más moderna y la tradición generacional del cultivo de la cepa ofrecen vinos tan diversos como el territorio por el cual se extiende la Ruta del Vino de Lleida.

9. Ruta del Vino de Jumilla. Pese a tener sólo 12 bodegas adscritas, el pasado año fue visitada por 19.001 personas.

Especialmente interesantes son las Jornadas Vendimia Abierta durante la vendimia, en octubre, con actividades enfocadas a los niños para que comiencen a conocer y valorar esta cultura. También supone un importante atractivo la gastronomía jumillana que, influida por la cocina mediterránea y manchega, está compuesta por productos variados y de gran valor energético.

10. Ruta del Vino Ribera del Guadiana. Pese a ser una de las Rutas más jóvenes, cuenta con 16 bodegas participantes y el año pasado registró 17.109 visitantes.

Engloba una amplia extensión de tierra que coincide con las seis subzonas de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana. Además, tiene los cavas extremeños, que se producen en cuatro bodegas distintas de la región

La Ruta ofrece una enorme diversidad de atractivos que van desde su riqueza natural y paisajística hasta su gastronomía, pasando por la variedad de fiestas y folclore, tradiciones y actividades culturales.

 

La Ruta del Vino Ribera del Guadiana, en el top ten pese a su juventud
La Ruta del Vino Ribera del Guadiana, en el top ten pese a su juventud

Comentarios

  1. creo que a alguien se le ha olvidado, creo que por cuestion publicitaria e interesada,los vinos de la ruta MONTILLA-MORILES como su propia denominacion indica.

  2. Las diez rutas que aparecen en esta lista fueron las más visitadas en 2012. Hay otras que también son maravillosas, como Montilla-Moriles, Navarra, etc., pero no están en el top ten.

  3. Adoro la Rioja Alavesa tienen un vino mas que excelente, pero… a quien se le ha olvidado poner la ruta de La Rioja (alta y baja), me parece imperdonable… Logroño, Haro, Cenicero, Briones, San Asensio, Alfaro, y así hasta mas de 40 pueblos. No doy a compartir porque me parece incompleta Mara Ballaz

  4. Vino hay mucho; sitios donde se produce otro tanto.
    Parece un ranking de rutas y ecosistemas vinícolas, pero -si importa lo nuclear de todo este asunto- falta Toro o Navarra…; no es suficiente que estén la Ribera del Duero o Somontano.

  5. Hay 59 denominaciones de origen en España, sin contar vinos de pagos, fincas o varietales de gran, gran calidad. Faltan los vinos canarios, tierra que da excelentes caldos y su gente se esfuerza muchísimo en que así sea.

  6. Me parece bochornoso que se omita por cuestiones políticas las rutas del vino de TXAKOLI cuando esta considerado por los mejores catadores de excelente.

  7. ¿Por qué algunas personas tienen tanta dificultad para entender las cosas, sobre todo cuando se toca a su patria chica? El autor indica claramente que se trata de un ranking elaborado exclusivamente en base al número de visitas recibidas, no hay ninguna otra valoración, ni mucho menos conspiranoias políticas. Seguramente habrá denominaciones que ni siquiera tengan rutas organizadas, por lo que no pueden ser tenidas en cuenta. Lo que sí veo mal es que titule «las mejores rutas», cuando hubiera sido más acertado y objetivo titular «las más visitadas» y se hubiera ahorrado algunos comentarios sin sentido.

  8. Si algo tenemos en España son bodegas y familias dedicadas al vino con rutas que merecen la pena visitar, pero, como dice Miguel, este post se basa en las más visitadas sin ánimo de ofender a nadie ni menospreciar a ninguna familia.
    Dicho esto ¿alguien sabe si hay alguna recomendable que pase por Scala Dei o Naverán?
    Me he visto unos documentales sobre estas dos bodegas y me gustaría verlas :S
    Dejo el enlace al docu por si alguno tiene interés en verlo http://encopa.tv/es/encopa-programacion

  9. El enoturismo es una de las alternativas más interesantes que aún quedan por desarrollar en España. Casi podría considerarse como una rama más de esa vertiente denominada «turismo industrial» que tanto puede ayudar, por culturizar y desestacionalizar, a empresas (y no necesariamente turísticas) y a viajeros ávidos de eso que ahora se llama «visitas experienciales» (¿es que antes lo eran menos porque no tenían etiqueta?). Entre las más visitadas, prima la veteranía y los valores seguros y sorprende la entrada de la jovencísima Ruta de Ribera de Guadiana, donde están trabajando muy fuerte y muy en serio para abrir una ventana paisajística, cultural, gastronómica y, sobre todo, humana a una de las regiones más entrañables de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.