Cartel de las Jornadas de la Matanza de Guijuelo, que tiene lugar hasta el 23 de febrero
Cartel de las Jornadas de la Matanza de Guijuelo, que tiene lugar hasta el 23 de febrero

La localidad salmantina de Guijuelo celebra durante el presente mes de febrero las XXVIII Jornadas de la Matanza Típica, una fiesta de interés turístico regional de Castilla y León que, según palabras de su organizador, Jesús Merino, pretende exponer la gastronomía de la comarca y “volver a recordar los sabores de la abuela”.

Guijuelo, es una localidad situada a 47 kilómetros de Salamanca, en dirección a Cáceres, en la carretera N-630. Conocida como la “Cuna del Jamón Ibérico”, la localidad ha conseguido un prestigio gastronómico sujeto por expertos matarifes y habilidosas choriceras amantes de su tierra,  fieles a sus costumbres y  conservando sus raíces.

En una entrevista concedida a Actualidad Gastronómica, Jesús Merino explicó que estas jornadas de la matanza típica suponen un rito gastronómico y festivo en torno a la tradición chacinera de Guijuelo, porque es importante mantener la tradición y nuestras raíces, “y que la juventud sepa de dónde venimos”.

Jesús Merino, organizador de de las jornadas, durante la última edición de FITUR
Jesús Merino, organizador de de las jornadas, durante la última edición de FITUR

La matanza es una tradición de hace muchísimos años, en los que era necesaria para el sustento alimenticio, especialmente el de las poblaciones rurales de las regiones occidentales de España.

En la presente edición, que comenzó el pasado 26 de enero y se desarrollará  hasta el 23 de febrero en la plaza de la matanza de Guijuelo, se ha nombrado “Matancero de Honor” al seleccionador español de fútbol, Vicente del Bosque, a quien se le impuso la boina, la medalla y el blusón de matarife.

Paralelamente a la celebración de estas jornadas, el Ayuntamiento de Guijuelo ha organizado “La Ruta del Sabor”, una oportunidad para los visitantes de la localidad de conocer y degustar sus productos.

La “Ruta del Sabor” de Guijuelo incluye una visita guiada al Museo de la Industria Chacinera, combinada con una cata en cinco establecimientos hosteleros donde el cerdo ibérico es el principal protagonista, y un recorrido por los lugares más significativos de la localidad, incluida un tienda típica donde se puede degustar aguardiente y perrunillas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.