Acto de presentación del informe

La industria de alimentación y bebidas aumentó un 1,8 por ciento sus ventas en 2011 hasta alcanzar los 83.773 millones de euros, impulsada por el buen comportamiento de las exportaciones, que han permitido contrarrestar el estancamiento del consumo en España. Estas cifras consolidan a la alimentación y bebidas como el primer sector industrial de la economía española.

Estos datos se han presentado hoy en un encuentro informativo convocado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) para dar a conocer el Informe Económico 2011, y en el que han participado la Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, el catedrático de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid, Simón Sosvilla, y el Director General de FIAB, Horacio González Alemán. El Informe Económico ha sido elaborado con la colaboración del Ministerio de Agricultura y cuenta con el patrocinio de La Caixa.

Durante el acto, FIAB ha indicado que el Índice de Producción Industrial del sector de la alimentación aumentó un 1,8 por ciento mientras que se redujo un 4,4 por ciento  el correspondiente a la fabricación de bebidas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Simón Sosvilla ha recordado que las exportaciones crecieron un 12 por ciento en 2011 hasta alcanzar los 19.421 millones de euros, con una balanza positiva de 1.077 millones de euros, siendo una de los pocos sectores que no cerró en negativo, lo que contribuyó a compensar el déficit comercial del sector.

Por su parte, González Alemán ha comentado las perspectivas del sector para 2012, un año el que se espera una reducción del consumo total del 1,32 por ciento. FIAB considera que tanto las ventas como el empleo se mantendrán estables en los próximos meses, y aguarda igualmente una evolución positiva en comercio. En 2011, la reducción del consumo fue del 0,7 por ciento, un descenso menor que el registrado en años precedentes.

La evolución del sector en 2011 ha venido marcada por una progresiva reducción en el número total de empresas, que descendieron un 3% a lo largo del año, según explicó el catedrático Simón Sosvilla, quien ha destacado que a pesar de todo sigue tratándose de un sector muy atomizado que cuenta con 29.334 empresas, de las que el 96,2% son pymes. Para Sosvilla, esta reducción está en línea con el proceso de concentración que FIAB vislumbra como vía para aumentar la competitividad del sector.

Por otro lado, la industria de alimentación y bebidas empleó de media a 446.300 personas en 2011, lo que supone un incremento del 0,4% respecto a 2010. Actualmente el sector representa casi el 20% del total del empleo industrial de España. Además, la industria ha conseguido mantener estable el número de trabajadores en los dos últimos años. De hecho, la tasa de paro en el sector es menos de la mitad que la tasa de paro total de España. Así, según el informe Infoempleo 2011, la industria alimentaria se encuentra entre los cinco primeros sectores yacimiento de empleo.

Finalmente, la industria destaca también como la más innovadora de los sectores de bienes de consumo no duradero, con un porcentaje de empresas innovadoras que alcanza el 28,23 por ciento, según los últimos datos publicados por el INE. Además el sector español gana protagonismo en el ámbito europeo, puesto que la participación de nuestro país en el VII Programa Marco de I+D de la UE para Alimentación, Agricultura, Pesca y Biotecnología, ha contado con la participación de 241 propuestas españolas, lo que supone el 56, 8 por ciento del total de las presentadas. Además, España se sitúa como cuarto país por retorno económico, con un 10 por ciento, por detrás de Alemania, Reino Unido y Holanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.