Corteza dorada y crujiente, magro tierno y sabroso, tocino untuoso… hablamos del Torrezno de Soria, sin duda uno los clásicos manjares de la cocina castellana, rey de las barras y compañía insuperable para cañas y vinos. En los últimos años, sin dejar atrás sus orígenes como plato habitual de pastores trashumantes, el torrezno ha pasado a conquistar los mejores paladares y entrar por la puerta grande en los restaurantes de alta cocina nacionales e internacionales. Y cada año por estas fechas quienes mejor saben elaborar un buen Torrezno de Soria reinventan y materializan nuevas ideas para demostrar que el Torrezno de Soria es algo más que una sabrosa y crujiente tapa.

Este año, 27 reinterpretaciones de este singular bocado podrán degustarse del 15 al 28 de julio en la Segunda Jornada del Torrezno de Soria, donde destacan formas y texturas insólitas, marinados con pescado, marisco o dulce, deconstrucciones y trampantojos.

Algunos ejemplos a poder saborear en estos catorce días en la provincia de Soria son el helado de torrezno, los canutillos de Torrezno de Soria rellenos de natillas, la tarta de manzana con crocanti de torrezno, el desconocido torrezno al estilo japonés, el brioche de gambas con crujiente de torreznos, el tocinito al queso o las almitas de Torrezno que acompañan perfectamente a sopas frías de aguacate y melón.

Otras opciones no menos creativas son los pork flakes, las piruletas saladas o los buñuelos de torrezno, experiencias gastronómicas únicas que nos demuestran la multitud de formas de saborear un auténtico y genuino Torrezno de Soria.

Todas las elaboraciones que se presentan deben cumplir un único requisito, la materia prima debe ser torrezno avalado por la Marca de Garantía Torrezno de Soria, además de tener un precio de 2 euros.

Este evento gastronómico, que nació para perdurar en el tiempo y hacer más grande a un producto de éxito, está organizado por Asohtur (Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo) con el apoyo de la Marca de Garantía Torrezno de Soria y del Ayuntamiento de Soria, la Diputación Provincial de Soria, Junta de Castilla y León, Caja Rural de Soria y El Águila, como cerveza oficial.

El Torrezno de Soria es uno de los productos gastronómicos con más solera e importancia de la provincia. En 2018 se produjeron más de 1,4 millones de kilos y cuenta con marca de garantía para la protección y la promoción de lo que ya es un producto patrimonio cultural gastronómico de Soria. El año pasado durante diez días se repartieron más de 23.000 tapas elaboradas con Torrezno de Soria, cifras que este año, gracias a la imaginación y el buen hacer de los hosteleros de Soria, se pretenden superar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.