El pescado y las verduras son alimentos básicos en la dieta mediterránea

La predisposición genética a la obesidad puede ser compensada con una alimentación saludable, y la dieta mediterránea es un excelente aliado para combatirla.

Así lo han asegurado los doctores José María Ordovás, director del Laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts de Boston, y Dolores Corella, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Valencia, en la primera de las sesiones del IX Congreso Internacional de Barcelona sobre la Dieta Mediterránea, celebrado en Alimentaria.

El congreso, que se celebra cada dos años, está organizado por la Fundación Dieta Mediterránea con la colaboración de Alimentaria, y en esta edición gira en torno al lema “Un estilo saludable para prevenir la obesidad. Ésta es la primera edición del congreso desde que la Dieta Mediterránea fuera declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en noviembre de 2010.

Durante la inauguración del congreso, el conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Catalunya, Josep María Pelegrí, ha apostado por hacer “pedagogía social del maridaje entre dieta mediterránea y salud”, y ha destacado que el consumo de alimentos catalanes de calidad que formen parte de la dieta mediterránea favorece la salud humana.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.