alzheimer

Una investigación ha descubierto que los niveles de las proteínas y los péptidos del cerebro relacionados con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer parecen estar influidos por la dieta, según un informe publicado online por ‘JAMA Neurology’. Esta patología es causada en parte por la acumulación de péptidos beta-amiloides en el cerebro, que se pueden unir a lípidos o proteínas transportadoras de lípidos, tales como la apolipoproteína E (ApoE), o estar libre en solución (lípido-empobrecido [LD] beta-amiloide).

Los niveles de LD beta-amiloide son más altos en el plasma de los adultos con enfermedad de Alzheimer, pero se sabe menos acerca de estos péptidos en el líquido cefalorraquídeo (LCR), escriben los autores en el fondo de estudio. Los investigadores analizaron a 20 adultos mayores con la cognición normal, con una edad media de 60 años, y 27 adultos mayores con deterioro cognitivo leve amnésido, de una edad media de 67 años.

Los pacientes fueron asignados al azar a una dieta con alto contenido de grasa saturada (45 por ciento de energía de la grasa, más del 25 por ciento de grasa saturada), con un alto índice glucémico o una dieta baja en contenido de grasa saturada (25 por ciento de la energía de la grasa, menos del 7 por ciento de grasa saturada), con un bajo índice glucémico.

Los resultados del estudio indican que los niveles basales de lípido agotado beta-amiloide fueron mayores para los adultos con deterioro cognitivo leve en comparación con los adultos con cognición normal. Los científicos señalan que estos hallazgos fueron más evidentes en los adultos con deterioro cognitivo leve y el alelo Ɛ4 (un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer), que tenían niveles más altos de LD de apolipoproteína E independientemente del diagnóstico cognitivo.

Por ello, los autores creen que el estudio sugiere que la dieta baja en grasa saturada tiende a disminuir los niveles de LD beta-amiloide, mientras que la dieta alta en grasas saturadas aumenta estas fracciones, aunque reconocen que los datos de su pequeño estudio piloto deben ser confirmados en una muestra más amplia antes de sacar conclusiones.

«En conjunto, estos resultados sugieren que los estados de lipidación de apolipoproteínas y péptidos amiloides podrían desempeñar un papel en los procesos patológicos de la enfermedad de Alzheimer y son influenciados por el genotipo APOE y la dieta«, concluye el estudio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.