Ni la crisis ni la prima de riesgo ni las agencias de calificación han tumbado, de momento, la sana costumbre española de tomar cañas y compartir ese momento con amigos. La cerveza de grifo mantiene su tirón en nuestro país, donde el 60 por ciento asegura que no ha renunciado a ir de cañas, según una encuesta realizada por Quota Research para Cerveceros de España, la asociación que agrupa a los principales productores nacionales de cerveza.

A ello se une la alta estima de los españoles por la cerveza como bebida favorita del aperitivo, de acuerdo a la opinión del 94 por ciento de los encuestados. El estudio, «Barómetro de la crisis», fue presentado por el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, en la popular cervecería madrileña ‘Santa Bárbara’ (en la foto,  una caña doble de esa casa).

El 44 por ciento de los españoles, segun la encuesta, declaran que tomar cañas es su plan favorito de ocio no gratuito,  mejor que las excursiones de fin de semana (destacadas por el 31 por ciento) o las cenas con amigos (29 por ciento). Consumir cerveza en bares se sitúa por encima, con el 73 por ciento, que hacerlo en casa (24 por ciento).

El ahorro de los encuestados se ha centrado en otras actividades de esparcimiento, pero no en la salida a tomar cañas, que mantienen como costumbre un 60 por ciento. Por contra, un 74 por ciento ha dejado de ir al teatro, porcentaje que se repite en el caso de conciertos de música, y otro 63 por ciento dice haber abandonado el cine para gastar menos. Por comunidades autónomas, canarios y gallegos son los que confiesan haber dejado en mayor porcentaje las salidas a beber cañas, mientras que vascos y extremeños son los que menos han renunciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.