El sumiller Iván Martínez, con el trofeo Nariz de Oro 2014 / Foto: L. Prieto
El sumiller Iván Martínez, con el trofeo Nariz de Oro 2014 / Foto: L. Prieto

El sumiller Iván Martínez Hierro, de 31 años, se proclamó este viernes vencedor de la XXIII edición de La Nariz de Oro, una peculiar competición en la que, con la única ayuda del olfato, hay que ser capaz de identificar cinco bebidas alcohólicas vertidas en sendas copas negras.

Martínez, de la vinoteca La Tienda del Colmado (Medina del Pomar, Burgos), se impuso a los otros cuatro finalistas al ser el que ofreció más datos sobre las bebidas de las copas negras, que en esta edición eran un vino blanco (Upaingoa 2012 (DO Getariako); un tinto (Eldoze Syrah 2011), un “vino de hielo” (Gramona Vi de Gel Gewürztraminer 2009); una ginebra gallega (Ginebra Nordés); y una cachaza (Velho Barreiro).

El segundo clasificado fue Axel Pitarch Llorens, del Restaurante Plaerdemavida (Valencia), y el tercero Sergio Rodríguez Fontanet, del Restaurante Mediterráneo (Grao de Castellón). Ina Sorabilla, de Venta Muguiro (Navarra), y Salvador Pardo Barberá, de Mesón del Cava Pago de Tharsys Requena (Valencia) fueron los otros finalistas de la competición, organizada por la revista Vino+Gastronomía, en la que han participado 400 sumilleres de toda España.

Tras recibir el trofeo, una copa de metal del escultor Antonio López, Iván Martínez señaló a Actualidad Gastronómica que en general se ha sentido “bastante tranquilo” al iniciar la prueba pese al ambiente de “gran tensión” que había en la sala del Hotel Villa Magna de Madrid donde ha tenido lugar la final: “Durante la prueba he podido reforzar ese sentimiento de serenidad porque he olido cosas que tenía medianamente claras y he podido después buscar más matices sin tener el agobio de no reconocer nada”, añadió.

Iniciado desde bien pequeño por su tío en el mundo del vino, este sumiller cree que la clave para aprender de vinos está, primero, en la curiosidad, y luego en una formación sólida. En cualquier caso, da un buen consejo para todos los aficionados al vino, y sobre todo para aquellos que quieran iniciarse: “Hay que beber sin prejuicios de nada, ni de marcas ni de precios, hay que beber lo que nos gusta y dejarse llevar, no ser cerrados y probar de todo”.

En esta línea, Iván Martínez prefiere no decantarse por un vino en especial, y que “hay un vino para cada momento, y lo bueno precisamente es no acotar”.

LOS MEJORES VINOS DE ESPAÑA

Por otro lado se hicieron públicos también los galardones a los mejores vinos del año en España entre los 35 que llegaron a la final, también celebrada este viernes. Los ganadores han sido los siguientes:

Espumosos:

1º Reina María Cristina Blanc de Noirs Vintage BR 2011. Codorniu. Cava.

2º Torelló BN Gr 2009. Torelló. Cava.

3º Vilarnau Brut Nature Reserva 2010. Vilarnau. Cava.

Blancos:

1º Colección Privada Félix Azpilicueta 2012. Azpilicueta. Rioja

2º Milmanda 2011. Torres. Conca de Barberà

3º Finca Montico 2013 (Sobre Lías). Marqués de Riscal. Rueda

Rosados:

1º Solo Centifolia 2013. Bod. Aragonesas. Campo de Borja

2º Élite Rosado 2013. Hiriart. Cigales

3º Arrayán 2013. Arrayán. Méntrida

Tinto de menos de 9 meses de crianza:

1º Inurrieta Sur Roble 2011. Inurrieta. Navarra

2º Ebeia Roble 2013. Portia. Ribera del Duero

3º Sed 2012. D Cueva, VT Monegros

Tintos de más de 9 meses de crianza:

1º Perpetual 2011. Torres. Priorat

2º Pago el Espino 2010. Cortijo Los Aguilares. Málaga

3º Viña Tuelda Crianza 2011. Ribera del Duero

Generosos:

1º Amontillado Del Duque. González Byass. Jerez

2º Old & Plus Amontillado. Sánchez Romate. Jerez

3º Armada Superior Cream. Sandeman. Jerez

Dulces:

1º Venerable. Osborne. Jerez

2º Uva D ́Or Moscatel. Vidal. Valencia

3º Capricho de Goya Moscatel. Camilo Castilla. Navarra

Las famosas copas negras de la competición / Foto: L. Prieto
Las famosas copas negras de la competición / Foto: L. Prieto
Un momento de la final
Un momento de la final
Concentración máxima entre los sumilleres
Concentración máxima entre los sumilleres
El trofeo de La Nariz de Oro es una escultura de Antonio López
El trofeo de La Nariz de Oro es una escultura de Antonio López

 

Comentarios

  1. lo siento pero sin prejuicios tal vez pero sin juicio ni hablar…

    El vino con sulfitos que se lo metan «donde quieran».

    Ya es hora que alguien diga a estos aristócratas rancios terratenientes que el vino sin sulfitos es mas sano y se vende mas pqe se bebe mas pqe no pega tanto a la cabeza ni en la resaca…
    Francia ya lo sabe…como siempre por dlte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.