Foto: Dano.

El consumo de frambuesas, moras o fresas ayuda a fortalecer el cerebro y podría ayudar a prevenir la pérdida de memoria cuando se envejece así como otros cambios asociados a la edad. El estudio aparece en la revista ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry’.

Barbara Shukitt-Hale y Marshall G. Miller de la Universidad Tufts en Boston (Estados Unidos) han realizado una revisión de los estudios existentes sobre los efectos del consumo de este tipo de frutas. Sus resultados muestran que el consumo de frutos del bosque puede beneficiar al cerebro envejecido.

Los autores revisaron con detenimiento los estudios en células, animales y humanos existentes sobre este tema y concluyen que estas frutas ayudan al cerebro a mantenerse sano de varias formas.

Por un lado, los frutos del bosque contienen altos niveles de antioxidantes, unos componentes que protegen a las células de los daños de los radicales libres. Además, sus componentes cambian la forma en la que las neuronas del cerebro se comunican entre sí, algo que puede evitar la inflamación en el cerebro que contribuye a los daños neuronales y mejorar tanto el control motor como la cognición.

Los autores sugieren que investigaciones posteriores mostrarán si estos beneficios son un resultado de los componentes individuales que comparten los frutos del bosque o si las combinaciones únicas de componentes químicos en cada uno de ellos tienen efectos similares.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.