A pesar de la crisis, España ha logrado seguir incrementando su venta de vino al exterior. La exportación española de este producto creció un 26,3% en 2011, hasta alcanzar los 2.230,9 millones de litros frente a los 1.766,3 de 2010. Esto supuso una venta por valor de 2.240,6 millones de euros facturados, es decir, 320,5 millones de euros más, según datos de aduanas analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). Principalmente, destaca el aumento de los vinos sin denominación de origen protegida (DOP) a granel.

Sin embargo, es mayor el crecimiento en volumen que en valor, ya que el precio medio del vino cayó un 7,6% hasta llegar a un euro por litro, que se produce por la mayor proporción dentro del total de vinos más económicos y la caída del precio medio de los productos con mayor valor añadido, como son los vinos con denominación de origen protegida (DOP) envasados (-2,1%) y los espumosos y cavas (-6,2%), puesto que el precio medio de los vinos sin DOP a granel crece un 6,7%.

El mayor incremento fue el de los vinos sin DOP a granel, que aumentaron un 43,2% en volumen y un 52,9% en valor (hasta los 386,7 millones de euros). También evolucionan de forma muy positiva los vinos con DOP envasados, con una subida del 18,3% y del 15,8% en valor (hasta los 925,6 millones de euros); así como los espumosos y cavas que crecen un 16,2% y un 8,9% en volumen y valor, es decir, que llegan a los 157,5 millones de litros y 392,3 millones de euros. Los vinos sin DOP envasados afianzan su recuperación con una subida del 12% en volumen y del 9,6% en valor. Por contra, mantienen sus pérdidas los vinos aromatizados, de licor y de aguja.

Para el conjunto de los distintos tipos de vino, los diez principales destinos de nuestras ventas exteriores presentan evolución positiva, mientras que en volumen, sólo Portugal registra un descenso en el volumen de compra de vino a España (20,5%). En su conjunto, los vinos con denominación de origen, tanto tranquilos como espumosos (cava) y de licor (Jerez, MontillaMoriles y otros) avanzan particularmente bien en Norteamérica (incluyendo EEUU, Canadá y México) y muchos de los destinos europeos, como Alemania o Reino Unido.

Las exportaciones de vino sin DOP a granel tienen como principal destino Francia, con 379,6 millones de litros y un aumento del 35%, seguida de Alemania, con 135,4 millones de litros (+33%), aunque destaca especialmente el aumento experimentado por Italia, (+183%) hasta los 117,9 millones de litros, y que tiene su posible explicación en la corta cosecha registrada por este país. También hay que destacar a Rusia (+54,5%) y a China (+37,5%), como destinos importantes para nuestras ventas de vino sin DOP a granel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.