El ganador, con su premio

El sumiller sevillano José Joaquín Cortés Solves, de 39 años, se convirtió esta tarde en la Nariz de Oro 2012, el concurso que distingue al mejor olfato nacional mediante una cata en copas negras que ocultan a la vista los vinos cuyas propiedades deben acertarse. El ganador trabaja para el restaurante Modesto, de Sevilla.

En una emocionante final celebrada en el Hotel Silken Puerta de América, de Madrid, la segunda clasificada fue Olalla Elorriaga López, de La Granja Selección, en Las Arenas (Vizcaya), y el tercero, Rubén Palomares Espiga, de la cadena Makro en Alcorcón (Madrid). Los otros tres finalistas del concurso fueron Francisco Beltrán Aguilella, de Makro en Castellon; Eva Díez Peña, del restarante vinoteca Vino in Veritas, de Burgos; e Ignacio Sanjuán Gutiérrez, de Vinoteca Emele, de Madrid.

Los seis finalistas tuvieron que acertar el mayor número posible de propiedades y cualidades del vino del mundo contenido en cinco copas negras, usando sólo el olfato. Para la cata  y la redacción en un papel de sus impresiones tuvieron un tiempo total de seis minutos. 

Se trata de la XXI edición de este concurso, a cuyo ganador se hace entrega de una obra diseñada por Antonio López. José Joaquín Cortés sucede a la barcelonesa Montse Velasco, Nariz de Oro 2011, que ha formado parte del jurado de este año.

Los 62 participantes en la final de Madrid fueron seleccionados entre los más de 400 sumilleres que compitieron en las seis semifinales celebradas a lo largo del curso en País Vasco, Galicia, Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña y Andalucía. Cortés se clasificó en la semifinal andaluza, celebrada en Málaga.

Primer y tercer clasificados, en la gran final

En la fase final de Madrid, los aspirantes se enfrentaron a dos pruebas ante las copas negras. De la primera (pre-selección) surgió el grupo de seis finalistas. Y en la segunda, la Gran Prueba Final, tuvieron que identificar, sin fase de cata previa, las cinco bebidas del mundo (destilados, vinos, etc.) contenidas en cinco copas negras guiándose tan solo por su olfato.

Los sumilleres han participado a lo largo del fin de semana en un apretado programa de conferencias y clases magistrales. Un foro en el que enólogos de distintas bodegas y Brand Ambassadors de destilados premium ponen en común con los sumilleres sus novedades y descubrimientos. Azpilicueta, Torres, Dinastía Vivanco y el whisky de alta gama Chivas Regal impartieron ponencias.

Paralelamente, se desarrolló la iniciativa La Nariz de Oro ‘Experimenta’. El público que se acercó al hotel pudo entrar en la piel de un catador profesional por un día en un espacio donde experimentar, indagar y sorprenderse

Hubo cata de las últimas novedades vinícolas españolas. Añadas que aún no se pueden encontrar en el mercado, variedades de uva inéditas y elaboraciones sorprendentes de etiquetas difíciles de conseguir por el neófito. Las bodegas participantes son Arzuaga Navarro; Avelino Vega; Azpilicueta; Bentomiz; Carabal; Colonias de Galeón; Gutiérrez Colosía; Dinastía Vivanco; García Carrión; Gramona; Grandes Vinos y Viñedos; Hijos de Antonio Barceló; Hiriart; Juvé & Camps; La Donaira; Martínez Bujanda; Martínez Corta; Masaveu; C.R.D.O. Navarra; Ramón Bilbao; Sánchez Romate; Torres; Vicente Gandía; además del agua Premium Vilas del Turbón y de la especial Sidra Trabanco.

En cuanto a las empresas gourmet que llenaron el salón con sus  delicatessen,   estuvieron Avante Extremadura (sello de calidad extremeño de distintos productos como miel, aceite, quesos y jamón); Embutidos Cardeña (y su innovador universo gourmet a través e la revisión de un clásico, la morcilla de Burgos)y destilados de Global Premium Brands (Tequila Excellia y Ginebra Gin Mare). De todos estos productos, más quesos de Francia y verduras y vinos de Navarra, se celebrarán talleres durante los dos días del concurso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.