El Parador de Alcalá de Henares recupera todos los jueves y viernes de marzo el auténtico cocido del municipio, con los dos vuelcos:  sopa de cocido con hierbabuena y sus fideos y otro de garbanzos, repollo, patata, zanahoria, morcillo de ternera, jamón de la Dehesa, tocino, jamoncito de pollo, morcilla y chorizo, además de postre (leche merengada con canela de Ceylán) y bebida, por 25 euros.

El cocido se elabora con ingredientes autóctonos de procedencia tanto agrícola como ganadera, según informa el propio Parador. Elaborado de manera tradicional, la receta rememora los tiempos en que las familias lo utilizaban como principal sustento diario y ahora lo recupera el Parador de Alcalá entre sus Muestras Gastronómicas, puestas en marcha para promocionar la riqueza culinaria de la comunidad.

«El cocido madrileño es quizás uno de los platos más representativos de la cocina de Madrid», recuerda el Parador, que también señala el origen «humilde» de esta receta, que ha sido durante muchos años «el sustento diario de una población eminentemente agrícola y ganadera», que se hacía con los ingredientes que se cultivaban en las diferentes zonas de Madrid. «Se trata de un plato único, habitual en los meses fríos de invierno», recalca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.