verdurasyfrutas

Consumir frutas y verduras está asociado con un menor riesgo de padecer cáncer de mama con receptor de estrógeno negativo (ER-), un tipo de tumor que tiene menos tasas de supervivencia y es menos dependiente de los niveles de estrógenos que los ER+, según una investigación en la que se analizaron los datos de 20 estudios de cohortes de mujeres que fueron seguidos durante un máximo de entre 11 y 20 años.

El científico Seungyoun Jung, de la División Channing de la Red de Medicina del Hospital Brigham y de la Mujer (Estados Unidos) y sus colegas investigaron la asociación de un alto consumo en comparación con una baja ingesta de frutas y verduras y el riesgo de desarrollar cáncer de mama en cada estudio y luego se combinaron las estimaciones específicas del informe para generar las estimaciones de resumen de todos los análisis combinados.

Los autores encontraron que el consumo de frutas y verduras fue significativamente relacionado con un menor riesgo de cáncer de mama ER-, pero no con el riesgo de cáncer de mama en general o riesgo de tumores de mama ER +. Los resultados, publicados este jueves en ‘Journal of the National Cancer Institute’, mostraron que el riesgo más bajo se asocia principalmente con el consumo superior de vegetales.

En un editorial acompañante, Cynthia A. Thomson y Patricia A. Thompson, ambas del Centro de Cáncer de la Universidad de Arizona (Estados Unidos) escriben que los resultados del estudio apoyan el énfasis en una mayor ingesta de verduras (y también de fruta) para disminuir el riesgo de cáncer de mama ER-. Sin embargo, también dicen que «la interpretación de estos resultados puede ser impugnada por los efectos conocidos de otros posibles factores de confusión, incluyendo los comportamientos de salud».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.