Foto: Genista.

Un pequeño ensayo clínico de la Universidad de California y el Sistema de Sanidad de Veteranos en San Diego (Estados Unidos) muestra que el funcionamiento muscular de pacientes con fallo cardiaco avanzado y diabetes tipo 2 mejoraba tras tres meses de tratamiento con cacao enriquecido con epicatequina. La epicatequina es un flavonoide que se encuentra en el chocolate negro.

Los resultados de este estudio inicial, que se publica en la revista ‘Clinical and Translational Science’, han conducido a la puesta en marcha de un ensayo clínico  más amplio, lo que da muestras de la importancia de sus descubrimientos. Los resultados replicaban estudios anteriores que mostraban mejoría en el funcionamiento del músculo cardiaco y esqueletal en modelos animales después del tratamiento con epicatequina.

Los investigadores examinaron a cinco pacientes gravemente enfermos con daño importante en las mitocondrias del músculo esqueletal. Las mitocondrias son las estructuras responsables de la mayoría de la energía que se produce en las células. Estas ‘baterías’ orgánicas funcionan mal como resultado tanto de la diabetes tipo 2 como del fallo cardiaco, lo que conduce a anomalías en el músculo esqueletal. Los pacientes sufren de problemas en su capacidad funcional y a menudo se quejan de aliento entrecortado, falta de energía y dificultades para caminar incluso distancias cortas.

Los participantes consumieron barritas de chocolate negro y una bebida con un total de contenido en epicatequina de aproximadamente 100 mg diarios durante 3 meses. Los pacientes fueron sometidos a biopsias del músculo esqueletal antes y después del tratamiento. Tras los tres meses de terapia, los investigadores observaron cambios en el volumen de mitocondrias y en la abundancia de crestas, que son los compartimentos internos de las mitocondrias necesarios para el funcionamiento adecuado de éstas y que se pueden medir mediante el microscopio electrónico.

Según explica Francisco J. Villarreal, de la División de Cardiología del Departamento de Medicina de la Universidad de California en San Diego y uno de los responsables del estudio, “las crestas estaban gravemente dañadas y su cantidad disminuida en estos pacientes. Tras tres meses, vimos la recuperación en el número de crestas hasta niveles normales y aumentos en varios indicadores musculares implicados en la producción de mitocondrias nuevas”.

Comentarios

  1. I discovered your internet site internet site online and check a lot of of your early posts. Maintain on the top notch operate. I just now additional your Feed to my MSN News Reader. Seeking for forward to reading considerably far more from you obtaining out later on!… 669533

Responder a Homepage Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.