El ajo negro tiene propiedades saludables y un sabor agridulce / Foto: Enrique Lage

 

La presencia de la gastronomía japonesa ha sido una de las novedades del Salón de Gourmets 2012, y ha despertado un gran interés entre los visitantes de la feria, cada vez más expectantes ante los nuevos productos procedentes de Oriente.

Uno de ellos ha sido el ajo negro, que ha empezado a cultivarse en la localidad toledana de Quero y que pretende hacerse un hueco en el mercado español.

Según explicó a Actualidad Gastronómica el presidente de la compañía Souzoukoubou, Matesaru Hayakawa,  el ajo negro es un producto ecológico que procede de la región de Tango, en Kyoto, donde crece libre de pesticidas.

Su cultivo es muy sencillo, pero requiere un proceso de fermentación algo más complejo, en el que se deja madurar el ajo convencional durante un mes a una temperatura de entre 60 y 70º centígrados.

El resultado es un jugo negro, de sabor agridulce, afrutado, con un toque balsámico, que se puede utilizar como condimento en alimentos tan variados como carnes, pescado, sopas o ensaladas. En Japón también se acompaña con el sake (licor de arroz), después de las comidas. 

Además, según puntualizó Hayakawa, el ajo negro es un alimento saludable, ya que cuenta con propiedades antioxidantes, reduce los niveles de colesterol en la sangre y mejora el sistema cardiovascular.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.