aceite

El aceite de oliva virgen extra se ha apuntado otro tanto. Un estudio publicado en la revista científica ‘Journal of the American Association’ revela que nuestro oro líquido logra reducir hasta un 66 por ciento el riesgo de sufrir problemas circulatorios en las extremidades. Además, los participantes que siguieron una dieta mediterránea suplementada con frutos secos vieron una disminución del riesgo de un 50 por ciento, lo que demuestra una vez más los beneficios de la dieta mediterránea en la disminución de las posibilidades de desarrollar arteriopatía periférica.

Los autores del trabajo, miembros del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), liderados por el doctor Miguel Ruiz-Canela y el profesor Miguel A. Martínez-González, profesores de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra, realizaron el análisis durante más de cuatro años. En concreto, siguieron a 2.539 participantes asignados a una dieta y a los que se les regaló 1 litro semanal de aceite de oliva virgen, otro grupo con 2.452 individuos que recibió formación sobre la dieta mediterránea y al que se abasteció de frutos secos y un grupo control de 2.444 personas al que se instruyó sobre una dieta baja en grasas.

Según los científicos, se trata del primer ensayo clínico que demuestra que una intervención dietética puede reducir el riesgo de arteriopatía periférica, también conocida como enfermedad vascular periférica, que se produce cuando hay un estrechamiento o una obstrucción de las arterias de las piernas (isquemia de miembros inferiores). Martínez-González destaca que puede ocasionar complicaciones como úlceras o heridas que no cicatrizan, infecciones en los pies o, incluso, gangrena, llegando a casos graves en los que se requiere amputación.

La «gran reducción» de riesgo observada en este estudio, enmarcado en el ensayo clínico de intervención dietética en España PREDIMED, es el mayor efecto protector comprobado en esta investigación y proporciona un «respaldo sólido al efecto global beneficioso de las dietas de tipo mediterráneo contra la arteriosclerosis«, subraya este investigador. En este sentido, recuerda que recientemente se encontró que una terapia con la dieta mediterránea es capaz de lograr una reducción relativa del 30 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiovascular mayor (infarto, ictus o muerte) y de diabetes.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.