Las etiquetas, publicidad y promociones del aceite de oliva podrán explicar a los consumidores sus efectos beneficiosos para la salud a partir de final de año.  Será entonces cuando entre en vigor un recién aprobado Reglamento europeo que permite que las comunicaciones comerciales puedan hacer mención a las propiedades de determinados componentes del aceite de oliva, entre otros alimentos.

En concreto, tras un largo proceso de más de cinco años, Bruselas ha dado luz verde a la lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción de riesgo de enfermedad y al desarrollo de la salud de los niños.

Como consecuencia de este Reglamento, los productores de aceite de oliva podrán indicar en su publicidad que el ácido oleico, como grasa insaturada, contribuye a mantener los niveles normales de colesterol sanguineo. O que la vitamina E, que el aceite de oliva contiene, contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.