El componente químico resveratrol, que se encuentra en el vino tinto, en una dosis diaria equivalente a dos vasos al día puede reducir a la mitad la tasa de tumores del intestino, según una nueva investigación, cuyos resultados se presentaron este miércoles en Resveratrol 2012, una conferencia internacional que se celebró en la Universidad de Leicester (Reino Unido).

Expertos de esta institución universitaria esperan llevar sus descubrimientos del laboratorio a la siguiente etapa, realizando pruebas clínicas para determinar el nivel óptimo de resveratrol en humanos. «Tras haber demostrado en experimentos en nuestro laboratorio que puede reducir el desarrollo de tumores, hay que concentrarse ahora en la identificación de los mecanismos para saber cómo actúa el resveratrol en las células humanas», explica la profesora Karen Brown, una de los organizadores de la conferencia Resveratrol 2012.

En este sentido, la profesora Brown destaca que muchas personas toman un suplemento de resveratrol, pero que en la actualiad no se sabe todavía cómo funciona ni la dosis óptima. «Se ha demostrado que altas dosis de resveratrol potencialmente pueden interferir con otros medicamentos. Con todos los estudios nuevos e interesantes que se están haciendo, especialmente los ensayos clínicos, espero que tengamos un panorama más claro en los próximos años», afirmó.

En Resveratrol 2012, que es la continuación de la primera conferencia internacional sobre este compuesto del vino tinto celebrada en 2010 en Dinamarca, se expusieron los avances más recientes de la investigación de los dos últimos años sobre este componente que se encuentra en la piel de las uvas rojas, que muestran cómo la química puede ayudar a prevenir el cáncer, enfermedades del corazón y diabetes.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.