La Antigua Pastelería del Pozo, situada junto a Lhardy, es la pastelería más antigua de Madrid
La Antigua Pastelería del Pozo, situada junto a Lhardy, es la pastelería más antigua de Madrid

La repostería es una parte muy importante de la gastronomía española, y en nuestro país aún sobreviven algunas pastelerías con más de 100 años de vida que aúnan tradición, historia y los sabores de toda la vida.

España cuenta en la actualidad con pasteleros de reconocido prestigio: Paco Torreblanca, Carlos Mampel, Oriol Balaguer. Jordi Roca, Albert Adriá, Miguel Sierra, Christian Escribá, son algunos de los pasteleros españoles que se han ganado un puesto entre los más grandes, a través de creaciones pasteleras modernas y vanguardistas.

Pero España aún conserva muchos de los obradores y pastelerías que se crearon hace más de un siglo, y resulta un placer para los sentidos poder visitarlos y disfrutar de sus creaciones artesanales: son pura historia y te hacen recordar olores y sabores de dulces de toda la vida, muchos de ellos inolvidables.

Y porque a nadie le amarga un dulce, Actualidad Gastronómica os presenta una lista con diez pastelerías centenarias de España, todas ellas con un encanto especial y que siguen apostando por el trabajo artesanal:

1. Antigua Pastelería del Pozo (c/ Pozo 8, Madrid). Fundada en 1830 por la familia Aguado, es la pastelería más antigua de la capital. Está situada detrás de Lhardy y aunque ha sufrido varias reformas, mantiene el mobiliario original, una barra de mármol y una caja registradora antigua. Tienen merecida fama sus hojaldres, elaborados de manera artesanal, rellenos de crema o cabello de ángel, así como los roscones, los bartolillos y el pan de Cádiz.

2. El Riojano (c/ Mayor 10, Madrid). Ubicada entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, esta pastelería fue fundada en 1855 por Dámaso Maza (natural de La Rioja), que era el pastelero personal de la reina María Cristina. En la actualidad sigue haciendo dulces caseros tradicionales, como las pastas del Consejo (que tomaba Alfonso XIII cuando era niño), bartolillos, pestiños y azucarillos, así como el Roscón de Reyes que venden durante todo el año.

3. La Mallorquina (c/ Mayor 2, Madrid). Situada en una esquina de la Puerta del Sol, fue inaugurada por Juan Ripoll (de origen balear) en 1894. Frecuentada por multitud de turistas y siempre llena de gente, sus ensaimadas se hicieron muy famosas, al igual que sus napolitanas y sus bambas rellenas de crema, nata o trufa.

4. La Campana (c/ Sierpes 1, Sevilla). Fundada en 1885 por Antonio Hernández en pleno corazón de Sevilla, es uno de los establecimientos más emblemáticos de la capital andaluza. Merengues, polvorones y dulces sevillanos como las yemas o los cortadillos de cidra son los productos más tradicionales, elaborados con fórmulas artesanales, al igual que las torrijas y los pestiños en Semana Santa.

Los famosos piononos de Santa Fe tienen su origen en Casa Isla
Los famosos piononos de Santa Fe tienen su origen en Casa Isla

5. Casa Isla (c/ Real 10, Santa Fe, Granada). Fundada en 1897 por Ceferino Isla, quien se hizo famoso por crear el pionono, un dulce singular con el que el maestro obrador quiso rendir homenaje al Papa Pío IX, conocido como Pío Nono. El pionono es un bizcocho humedecido y enrollado sobre sí mismo, revestido como el Papa con un balandrán blanco (una canastilla de papel en cuyo interior se deposita el bizcocho), relleno de crema y canela, y con una coronilla de crema azucarada tostada. En 1916, cuando el Rey Alfonso XIII probó este dulce, decidió otorgar a Casa Isla el título de proveedor oficial de la Casa Real. En la actualidad, la pastelería cuenta con varias sucursales en Santa Fe y en Granada.

6. El Foix de Sarrià (c/ Major de Sarriá 57, Barcelona). Fundada en 1886 por la familia Foix, es todo un referente en la Ciudad Condal a la hora de comprar dulces, por su elaboración artesanal de pasteles y tartas. Tienen pasteles tradicionales y dulces típicos de Cataluña, como encenalls o panellets, y en Semana Santa destacan sus buñuelos rellenos de crema y trufa.

7. Bonache (Plaza de las Flores 8, Murcia). Fundada en 1828 por Pedro Bonache, esta pastelería familiar ha mantenido la tradición de generación en generación. Especialmente famoso es su pastel de carne, un hojaldre relleno de carne picado que supone una auténtica delicia para los murcianos y para todos los que visitan esta hermosa ciudad.

8. Pastelería Manuel Segura (c/ Mayor 63, Daroca, Zaragoza). Fundada en 1874 por Manuel Segura Esteban, este obrador familiar elabora todo tipo de dulces de manera tradicional. En la actualidad, cuenta con varias sucursales en Zaragoza y Cariñena, e incluso tiene un Museo de la Pastelería Manuel Segura en Daroca, donde se muestran los útiles y herramientas empleados por las seis generaciones de pasteleros de la familia.

9. Micheto (Pº Cortes de Aragón 12, Calatayud, Zaragoza). Fundada en 1770 por la familia Micheto, seguramente sea la pastelería más antigua de España y desde entonces lleva, como dice su lema, “endulzando paladares exigentes”. En 1926, el Rey Alfonso XIII le otorgó el título de proveedor oficial de la Casa Real. En la actualidad, Micheto mantiene la elaboración artesanal de sus productos, principalmente pasteles, bizcochos y bombones que distribuyen a nivel nacional, y cuenta con sucursales en la ciudad bilbilitana y en Calamocha.

10. Arrese (c/ Gran Vía 24, Bilbao). Fundada por Ildefonso Arrese en 1852 en la calle Bidebarrieta de la capital vizcaína, esta pastelería se hizo famosa rápidamente en toda la ciudad por sus dulces, y en 1923 se trasladó a la Gran Vía. Mantiene la decoración inalterable, con una gran mostrador de mármol, y actualmente cuenta con varias sucursales en Bilbao y Guetxo, donde siguen vendiendo los productos de siempre, realizados de manera artesanal: las trufas de chocolate y nata, la tarta de espinacas, los rusos, los pasteles de arroz, las espectaculares pastas de té y los clásicos bollos de mantequilla.

 

Bizcocho de chocolate de la Pastelería Manuel Segura, en Daroca
Bizcocho de chocolate de la Pastelería Manuel Segura, en Daroca

Comentarios

  1. bUENISIMA PASTELERIA.lA CONOZCO Y LA GOZA DESDE EL AÑO 1963. aUNQUE YA NO RESIDO EN cALATAYUS, PROCURO NO PERDER LA OCASION DE DISFRUTAR SUS PRODUCTOS, EN ESPECIAL LOS TURRONES EN nAVIDAD.
    uN ABRAZO A ESA GRAN FAMILIA.
    lOLI

  2. la que más conozco es La Mallorquina esos ricos pasteles, cualquier tarta y llegando Navidad esa clase de turrones, es uno de los puntos de referncia para quedar en el centro de Madrid yo la hecho de menos ya que llevo 2 años fuera de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.