La candidatura de Logroño-La Rioja se ha alzado con el primer título de la Capital Española de la Gastronomía 2012, según han anunciado esta mañana los responsables de esta iniciativa, impulsada por la Federación Española de Hostelería (FEHR) y la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET), en el restaurante Pedro Larumbe de Madrid.  

Así, se ha impuesto sobre Sevilla, Gijón, Segovia, Ciudad Real, Lugo, Granada, Santiago de Compostela, Cáceres, Valladolid y Oviedo. Estas dos últimas, disputaron la ‘gran final’, si bien, tal y como explicó a AG el presidente de FEHR, José María Rubio, finalmente se impuso la oferta gastronómica, institucional, de infraestructuras y presupuestaria, de los riojanos.

El jurado actúa como en las olimpiadas, eliminando candidaturas por la parte de abajo, para finalmente elegir a aquella que reúne más puntos, no sólo por la calidad o el arraigo de los productos, sino por sus posibilidades a la hora de impulsar una oferta turística de calidad, la labor de promoción, la comunicación social, las infraestructuras, las actividades, o las rutas turísticas”, explicó Rubio.

En este primera edición, la candidatura de La Rioja ha hecho valer su liderazgo y experiencia a la hora de transformar un producto de la tierra, como es el vino, en un “activo turístico de primer orden”, a nivel nacional e internacional.

Según los organizadores del certamen, La Rioja ha desarrollado “una concepción integral de la gastronomía como producto turístico”, partiendo de la “extraordinaria calidad” de sus productos agroalimentarios, con sello DO, hasta su puesta en valor, con “la tradición culinaria, el talento y la innovación de sus cocineros y fogones”.

A partir de hoy, la candidatura riojana desplegará, en colaboración con la organización del certamen, una serie de actividades con el fin último de consolidar la gastronomía como un activo relevante en el sector del turismo: por su valor cultural, fomento de riqueza y de acercamiento entre territorios. Esta es la filosofía que sustenta el certamen.

Todo ello significa, incrementar y promover el turismo a nivel nacional e internacional, por la excelencia en la oferta, difundir la gastronomía y, desde luego, contribuir a la promoción de los productos agro-alimentarios con Denominación de Origen Protegida, Indicaciones Geográficas Protegidas y Especialidades Tradicionales Garantizadas.

En definitiva, se trata de poner un grano de arena a la reactivación económica desde un sector de vital importancia para España, como es la hostelería. Y para eso, tal y como destacó el presidente de la FEPET, Mariano Palacín, la Capital Española de la Gastronomía, cuenta no solo con los grandes hosteleros, sino con el conjunto de los establecimientos que conforman la oferta gastronómica de una ciudad, las rutas de tapas, los personajes humildes que con esfuerzo, llevan adelante su establecimiento ‘de toda la vida’ y por supuesto, los que apuestan por la ‘cocina de la abuela’. AG felicita a todos ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.