El restaurante madrileño Jockey ha sido declarado en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) por el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid. El establecimiento, fundado en 1945 y que en el año 2000 contó con una estrella Michelin, acumula una deuda de 1,53 millones de euros, principalmente con proveedores y la Hacienda Pública.

Jockey, cerrado al público el pasado junio y, de momento, sin presentar plan de viabilidad, tenía vencidas deudas por valor de 700.000 euros, de los cuales debía 400.000 euros a proveedores; 250.000 euros, a la Hacienda Pública; y más de 50.000, a los empleados. El restaurante echó el cierre definitivo sin pagar el finiquito a sus 31 empleados, que en muchos casos alcanzaba los 30 años de servicio, según los sindicatos.

El juez Javier García Marrero ha nombrado al administrador concursal de Dictum Abogados Áticus Ocaña Martín para supervisar el proceso de insolvencia del restaurante, cuyos propietarios, la familia Cortés, intentó reflotarlo sin éxito desde el año 2010, cuando solicitó inversiones a importantes empresarios madrileños. El inventario de los bienes estaba valorado en 150.000 euros.

Unos 30 trabajadores de Jockey se concentraron este miércoles a mediodía frente a las oficinas del mayor accionista del restaurante para solicitar a la empresa que «cumpla con sus obligaciones y pague a la plantilla las cantidades que adeudan por indemnizaciones y despidos» tras su cierre. Los empleados llevaban una pancarta que decía, en alusión a los propietarios de Jockey: «Cortés y Toledano pagarnos lo que nos debéis. Sois unos trileros, devolvernos el dinero».

El colectivo de los trabajadores presentará una demanda ante los juzgados este jueves, 4 de octubre, para que los jueces puedan dar una solución a las 31 familias afectadas por el cierre de uno de los restaurantes de lujo de Madrid de más prestigio, que, incluso, recibió el encargo de elaborar el menú de la boda del príncipe Felipe y Letizia Ortiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.