Tartar ibérico de Cibeles / Foto: Juan Carlos Morales

Los madrileños y todos los que visiten la capital de España en los próximos días podrán disfrutar de uno de los mayores encantos de la ciudad, sus bares y sus tapas, a precios anticrisis.

Esto es posible gracias a la iniciativa impulsada por la Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid, La Viña, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y Cruzcampo.

La ruta gastronómica “De tapas por Madrid”, que este año cumple su octava edición, permite desde hoy hasta el próximo 20 de mayo degustar 111 tapas distintas en otros tantos locales de hostelería repartidos en cuatro distritos de la ciudad. Cada tapa, acompañada de una cerveza, tiene un precio de 2,40 euros, igual que en los últimos tres años.

La ruta “De tapas por Madrid” ha sido presentada hoy en la terraza del restaurante “Palacio de Cibeles”, en un acto que ha contado con la presencia del consejero delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo; el director de Relaciones Públicas Corporativas de Cruzcampo, Diego Antoñanzas, y el presidente de La Viña, Tomás Gutiérrez, entre otras autoridades.

Coincidiendo con la celebración de las fiestas de San Isidro, la ruta permitirá a quienes degusten las tapas votar por su favorita y participar en el sorteo de dos ipads, 50 camisetas de la selección española y cuatro premios de Tu Edad en productos Cruzcampo.

Pedro Calvo ha defendido el tapeo como una costumbre madrileña que forma parte de un estilo de vida y de una cultura, subrayando que es lo más echan de menos los madrileños cuando viven fuera.

En la presente edición, Madrid se ha convertido en un parchís de tapas, con cuatro rutas de colores: la ruta amarilla, que corresponde a la zona del Centro, con 40 locales; la ruta roja (Chamberí),  con 36 locales; la ruta verde (barrio de Salamanca y Retiro), con 21 locales; y la ruta azul (Chamartín), con 13 locales.

Entre las propuestas gastronómicas que se presentan en esta edición hay gran variedad de tapas, como un “Tartar ibérico de Cibeles” (restaurante Palacio de Cibeles), “Fabes con liebre” (restaurante La Hoja), “Yogur de bacalao” (O Pazo de Lugo), y algunas con nombres curiosos como “La invasión de los ultracuerpos” (In Dreams Café) a base de endivia, queso de crema a la pimienta, pollo asado y salsa de mango; “Luna llena” (La Luna de Madrid), con una tarrina de queso de cabra gratinado sobre sofrito de tomate de huerta; o “El sueño de Oscar” (Lempika), con una tartaleta salada, mermelada de arándanos, queso fresco y brie, vinagre de Módena y laurel.

Tapa "La invasión de los ultracuerpos" /Foto: Juan Carlos Morales

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.